Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
ros1

Philae, el primer robot en aterrizar en un cometa podría despertar en cualquier momento

19-03-2015
El 2 de marzo de 2004 comenzó una de las misiones científicas más arriesgadas del último tiempo en lo que respecta a la navegación espacial. La Agencia Espacial Europea (ESA)  se embarcó en el desarrollo de Rosetta, una sonda espacial cuya finalidad sería orbitar el cometa denominado 67P/Churiumov-Guerasimenko entre 2014 y 2015. Luego se envió un módulo

ros1

El 2 de marzo de 2004 comenzó una de las misiones científicas más arriesgadas del último tiempo en lo que respecta a la navegación espacial. La Agencia Espacial Europea (ESA)  se embarcó en el desarrollo de Rosetta, una sonda espacial cuya finalidad sería orbitar el cometa denominado 67P/Churiumov-Guerasimenko entre 2014 y 2015.

Luego se envió un módulo de aterrizaje llamado Philae a la superficie del cometa, que se encargaría de analizar variados espectros de la naturaleza de este cuerpo celeste, tomando recuentos y estadísticas de colores, velocidades, gases, etc.

Rosetta y Philae

Rosetta_and_Philae_(crop)

 ¿El problema?

Sucede que si bien Philae aterrizó exitosamente, sus baterías se apagaron al aterrizar y anclarse en una zona rocosa que no recibe luz solar (necesaria para su funcionamiento) todo esto durante noviembre de 2014.

Han pasado poco más de cuatro meses y se presume en la ESA que el robot ahora estaría listo para su misión científica al recibir el doble de luz solar y encontrarse más próximo al sol.  Ahora intentan averiguar si puede realizar sus tareas enviando una señal a Rosetta, que sigue orbitando al cometa y que se encargaría de comprobar si se encuentra activa.

Si uno de estos intentos funcionara (el primer intento ocurrió la madrugada del jueves 12) en teoría, Rosetta debería enviar una señal al Centro de Operaciones de la ESA (ESOC) de Alemania y luego al Centro Aeroespacial de Alemania (DLR que controla el robot Philae. Ésta debería tardar media hora en ser recibida.

Laurence O’Rourke, ingeniero de sistemas de la ESA para Philae y coordinador de operaciones científicas de la misión Rosetta, en declaraciones al El Mundo, explica con optimismo que es factible, pero que deben aguardar con cautela:

Podría ocurrir que el robot haya recibido la energía necesaria para despertarse, pero no la suficiente para comunicarse con la sonda Rosetta”.

Una hazaña que de  lograrse (o no) seguro quedará en la historia de la astronáutica.  Actualmente el cometa, en conjunto a Rosetta y Philae, están a unos 500 millones de kilómetros de distancia de la Tierra y a 320 millones de kilómetros del Sol.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente