Review LG Optimus One: Android para todos

Cuando partió el 2010 todo apuntaba a que este sería el año de Android, el sistema operativo de Google se consolidaría y se expandiría por el mundo ganando participación de mercado y popularidad. Ahora que estamos en Diciembre podemos confirmar eso, en Chile hemos sido testigos de la masificación de Android y LG no se quedó atrás. En julio estuvimos probando el LG Eve GW620, el primer teléfono de LG con Android, el cuál ofrecía interesantes características que lo transformaban en un smartphone accesible y funcional.

Pero ahora LG da un tremendo salto con el lanzamiento del Optimus One, que apunta al segmento de personas que nunca han tenido un smartphone, pero quieren tener todas las funcionalidades disponibles en el mercado, dentro un mismo aparato. El nuevo Optimus One tiene características muy competitivas que listo a continuación:

  • Procesador ARM de 600 MHz.
  • Memoria RAM 512 MB.
  • Pantalla LCD HVGA de 3,2” (320×480) táctil, capacitiva.
  • Conectividad Wi-Fi 802.11 b/g, Bluetooth 2.1 + EDR, USB 2.0 y 3G.
  • Cámara de 3 MP con Auto Focus, grabación de vídeo con resolución 640 x 480.
  • Radio FM.
  • AGPS, acelerómetro y sensor de proximidad, brújula digital, medidor de carga.
  • Memoria de 4 Gb / Expansible por Micro SD de hasta 32 GB.
  • Sistema operativo Android 2.2 Froyo de Google.

Diseño

Este es un teléfono pequeño, ya que el tamaño de los teléfonos siempre lo da la pantalla, en este caso es una 3,2″ que si bien no es la más grande del mercado, tampoco es la más chica. Por eso el teléfono cabe perfectamente en la mano, y su impresión al tacto es muy sólido y firme. Esto se debe a que está fabricado sobre un chasis metálico y el plástico que lo recubre tiene un acabado similar a la goma.

Lo otro que me llamó la atención del diseño es que el parlante central es el mismo del auricular, o sea sube el nivel del volumen si es que está en altavoz pero el sonido sale de donde mismo parlante que ocupas para escuchar las llamadas. De hecho el parlante esta bajo la superficie frontal del teléfono, por eso al funcionar con mayor volumen utiliza la misma cubierta del teléfono para producir el efecto parlante.

Lo mismo pasa con la superficie de la cámara, que está rodeada por el cuerpo metálico protegiendo el lente que está un poco más abajo.

Y para terminar con el diseño, los botones de acceso son tradicionales, o sea necesitan presión para activarse, lo que a mi parecer es mucho mejor ya que el otro tipo de botones (cómo los que tiene el GW620) son muy sensibles y siempre los presionas accidentalmente.

Funcionamiento

El teléfono tiene un procesador de 600 MHz que el sistema operativo Froyo utiliza muy bien, de hecho en cuanto a velocidad podría ser equivalente a un teléfono con procesador de 1 GHz pero con Android 2.1. Las aplicaciones funcionan muy fluidas cuando hay pocas abiertas, en general no he tenido problemas para pasarme entre Twitter, Facebook, Gtalk y Gmail, que son las aplicaciones que nunca cierro. De hecho, siempre confirmo que el sistema de notificaciones de Android es el mejor del mercado, mucho mejor que otros sistemas operativos móviles.

Que en la parte trasera del teléfono diga “with Google” no es sólo por un fin estético, el Optimus One es uno de los teléfonos desarrollados en conjunto con el equipo de Google, por eso su certificación. Eso lo posiciona dentro de una categoría especial que asegura el buen funcionamiento de las aplicaciones de Google.

Las ventajas de Froyo (Android 2.2) con respecto a Éclair (2.0/2.1) se agradecen en el Optimus One. Al teléfono le puedes dictar y transforma tu voz en texto, y lo que me parece demasiado útil, puedes hacer tethering (compartir la conexión a internet del teléfono con tu computador) o transformar el Optimus One en un pequeño router para compartir su conexión a internet con hasta 5 computadores. Esto sin duda saca más de algún apuro.

Multimedia

En el día a día utilizo la Radio FM o el reproductor de música mientras voy en bicicleta corriendo Runkeeper de fondo para trackear mis recorridos, también he visto videos de Youtube y archivos avi. Y en ningún momento he tenido un problema en su reproducción, los videos funcionan hasta en 30 fps pero no se la puede con video HD. Es que el Optimus One no está hecho para eso, de hecho la pantalla tampoco acompaña. Pero técnicamente se la puede con cualquier tipo de archivo, todo funciona fluido y el altavoz suena bien fuerte, saturándose solo un poco a todo volumen.

Conclusión

El LG Optimus One es un smartphone sin pretensiones, sencillo y accesible, que viene a cumplir un importante rol dentro del mercado: Acercar la última tecnología a la gente que nunca ha tenido un smartphone. Y eso lo hace de la mejor manera, con todo el respaldo de Google para utilizar la última versión de Android.

Y cuando digo accesible es porque el precio de salida al mercado bordea los $150.000 en prepago. En planes, dependiendo de la compañía, estará a costo cero. Un precio muy competitivo que ya ha tenido varios hitos dentro de LG, el Optimus One es actualmente el teléfono más vendido de la compañía, y aún no sale oficialmente al mercado.

Además LG está negociando con proveedores de aplicaciones locales, y servicios de navegación GPS, por lo tanto el teléfono tendrá software pre instalado que potenciará aún más las características del Optimus One.

En resumen, el Optimus One es el mejor regalo de navidad para quienes esperaron la llegada oficial de Android 2.2 a Chile, o para los que siempre buscaron un smartphone que se ajustara a su presupuesto.