13 febrero 2014

Sobre música y etílicos

Cuántas veces no se ha movido la mano al son de una música especial, el típico movimiento de marear los hielos dentro de un vaso bajo, deslizar los dedos arriba y debajo de la pata de la copa o simplemente secar la botella de cerveza helada.

A mi la música pachanguera, en especial la salsa me obliga a tomar cerveza. ¡Es más poderoso que yo! Empieza el ritmito ese y allá va el cerebro a buscar la sensación refrescante de una cerveza ojalá en la orilla de una playa o simplemente la costa. Durante los carnavales en Cuba, que son en agosto, la bebida oficial es la cerveza que se sirve en unos vasos altos de papel parafinado. El olor está por donde quiera y como pasan en desfile por el malecón, se mezcla el olor a espuma de mar con las cervezas, resumen: La salsa me huele a cerveza.

Pasó el tiempo y llegué a vivir a Chile, donde conocí el vino tinto y lo hice sinónimo de cierre de día, si son buenos y si son malos también. Tinto por lo general, pinot noir helado en verano… ¿a qué suena el vino tinto? a la música que escuchamos en casa, por lo general música tradicional cubana: Suavecita. Una canción en particular siempre aquieta mi espíritu, dice así: “Hay un suave murmullo, en el silencio, de una noche azul” Esa melodía y sorbitos de vino tinto me hacen ver la vida color burdeos y siempre soy un poquito más feliz.

Ahora viene el momento de marear los hielos, un poco de vodka, ojalá Zubrowka, una maravilla polaca que deja caer una ramita del pasto que comen los bisontes y deja un color y aroma en el destilado que obliga a poner el Modern Jazz Quartet. Y no cualquier tema uno bien lento, con vibráfono suspendido en el aire… Se me hace agua la mano.

No podría terminar este post sobre alcohol y música haciendo causa común con Koothrappali de la serie The Big Bang Theory. Mi personaje favorito tiene pánico social, lo mismo que tenía yo cuando más chica y que obviamente superé, y él lo soluciona tomando alcohol. En Cuba lo que había a la mano era ron, así que hasta el día de hoy cuando tomo ron pienso: ¡¡¡Que maravilla que ya no tengo pánico social y me siguen gustando los mojitos!!!

¿A qué te sabe la música? Arma tu lista y coméntala con tus amigas. Puede terminar en fiesta, yo fijo armo la mía hoy.

Alicia Pedroso

Compartir


Deprecated: Tema sin comments.php ha quedado obsoleto desde la versión 3.0.0 y no hay alternativas disponibles. Por favor, incluye una plantilla comments.php en tu tema. in /var/www/www.lgblog.cl/wp-includes/functions.php on line 4913

Una respuesta a “Sobre música y etílicos”

  1. Avatar Eny dice:

    la musica me lleba a un sin fin de cosas ke ago en el dia o e echo en el pasado.
    Aveces al escucharla me pongo a bailar sin dame cuenta a menear la sinturaaa y movimientos de cabeza, pasos locos o acelero mi ritmo de trabajo, siempre empieso moviendo la cabezaa cantandolaa al ritmoo luego camino rumbo a cualquier lugar sin darme cuenta de para donde voy asta terminar una cancion 🙂 es tanto lo ke me relaja ke me siento en las nuves, pero lo malo que en el trabajo no dejan escuchar por seguridad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LG OLED TV

LG NanoCell TV

LG InstaView

LG TWINWash

LG Serie G

Telvisores OLED de LG

Negro absoluto, colores perfectos

VER MÁS

Subscribe

Recibe una vez a la semana información importante

@MundoLG

¡No te pierdas nuestras últimas actualizaciones!

Instagram has returned invalid data.