5 deliciosas recetas con huevos

Escrito en cocina el mayo 4, 2017

El huevo es un alimento muy completo y multifacético. Se puede preparar duro, revuelto, a la copa, pochado y un largo etcétera. Es el comodín de la comida: puede comerse al desayuno, almuerzo o comida. Además, puede ser usado en millones de recetas dulces, saladas, frías o calientes.

¡No hay nada más placentero que reventar una yema de huevo frito sobre la comida! Una explosión de delicia que bañará tus comidas. Y como es posible tenerlos durante todo el año, estas 5 deliciosas recetas de San Sabor, donde el huevo es protagonista, podrán ayudarte a hacer tus comidas más variadas y creativas.

Tortilla esponjosa de zanahoria

shutterstock_615468626

Ingredientes:

  • 3 zanahorias grandes.
  • 4 huevos.
  • ½ pote de yogur natural.
  • 1 cebollín.
  • 1 trozo de jengibre fresco, del tamaño de un pulgar.
  • ½ cucharadita de curry.
  • cilantro fresco.

Preparación:

Pela el jengibre raspando la piel con una cuchara chica. Pícalo bien fino y pica también el cebollín, incluyendo parte del tallo verde. Luego, saltéalos juntos en un sartén chico con aceite oliva por tres minutos.

Separa los huevos: deja caer las claras en un bol grande y las yemas en otro bol más o menos del mismo tamaño. En el bol de las yemas, agrega el yogur, el curry y unas 3 pizcas de sal. Mezcla bien con un tenedor, hasta dejar una crema homogénea y déjalo a mano.

Pela las zanahorias y rállalas usando la parte fina del rallador. Echa todo dentro del bol con las yemas. Agrega el salteado de cebollín y jengibre, e incorpora bien todo hasta dejar una mezcla pareja.

Bate las claras a nieve, esto es, que queden como una espuma bien firme. Usa una batidora eléctrica para un resultado mejor y más rápido. Si no tienes una a mano, usa un batidor de alambre y con paciencia ponte a agitar el brazo con movimientos envolventes, de modo que le entre mucho aire al batido.

Mezcla todo hasta que esté bien parejo y no hayan concentraciones aisladas de clara. Luego, calienta un sartén de 20 a 25 cm de diámetro a fuego medio con una cucharada de aceite de oliva. Deja calentar por un par de minutos y luego echa la mezcla espumosa, cuidando de no rebalsar el sartén. Cocina cada lado de la tortilla por 7 minutos aproximadamente.

La técnica para dar vuelta la tortilla es simple: primero debes despegar los bordes con la espátula y luego debes poner sobre el sartén un plato plano y de mayor diámetro que éste. Extiende con firmeza la palma de tu mano sobre el plato y, con un movimiento veloz, haz el giro de 180 grados.

Finalmente, sirve con unas hojas de cilantro fresco y unas buenas pizcas de sal de mar. Un arroz blanco puede ser un gran acompañante.

Huevo a la copa

shutterstock_480431161

Ingredientes:

  • 1 huevo.
  • Sal y pimienta a gusto.
  • Trozos de pan para untar.

Preparación:

Pon el huevo en una olla chica y cúbrelo de agua fría. Calienta a fuego alto. Apenas hierva el agua, espera 3 minutos para retirar el huevo. Entre más tiempo lo dejes, más cocida estará la yema y viceversa.

Cuando se cumpla el tiempo, retira la olla del fuego y vacía el agua caliente en el lavaplatos, afirmando con cuidado el huevo para que no se caiga. Llena la olla de agua fría -para cortar la cocción- y cuenta hasta tres.

Luego sácalo y sécalo con un paño. Sobre una tabla, pon el huevo de lado y córtale la punta, dándole golpecitos con un cuchillo. Luego, sirve en un recipiente junto con el pan para untar.

Porotos al horno con huevo a la copa

shutterstock_626297471

Ingredientes:

  • 1 huevo.
  • 1 caja de porotos negros preparados.
  • Salsa de tomate.
  • Perejil o cilantro.

Preparación:

Abre la caja de porotos negros listos y échala en un sartén u olla. Agrega salsa de tomate a gusto y perejil, cilantro o el aliño que más te guste. Calienta los porotos hasta que comiencen a burbujear. Finalmente, coloca arriba un huevo a la copa, como el de la receta anterior.

Ensalada de pasta y huevo a la copa

shutterstock_165715862

Ingredientes:

  • ¼ paquete de tallarines.
  • 1 zanahoria.
  • ¼ zapallo italiano.
  • 1 cebollín.
  • ¼ paquete de queso fresco.
  • 2 puñados de pistachos.
  • 2 huevos.
  • Hojas verdes.
  • Ciboulette.
  • Salsa de ají dulce y jengibre Thai.
  • Salsa de soya.
  • 1 limón.

Preparación:

Pela la zanahoria, dejando caer láminas delgadas sobre un bol. Corta el cebollín en rodajas. Corta el zapallo italiano en rodajas delgadas y luego éstas en tiritas.

Cuece los tallarines hasta que estén al dente, un minuto menos que lo que dice el paquete. Cuélalos, devuélvelos a la olla y echa un poco de aceite de oliva para que no se peguen.

Calienta un sartén grande (o un wok idealmente) con un poco de aceite y dora por un par de minutos el cebollín. Luego, agrega unos chorros de salsa de soya y salsa thai. Deja calentar por un minuto más, baja el fuego y agrega los tallarines en 2 o 3 tandas, incorporando bien con la mezcla. Una vez que esté todo bien mezclado, apaga el fuego y traspasa a un bol o plato grande para que se enfríe.

Por mientras, corta el queso fresco en dados. Luego, pela los pistachos y sobre una tabla pícalos, agrupándolos con una mano y con un cuchillo grande en la otra. Si no encuentras pistachos, puedes reemplazarlos por nueces o maní. Pica también un poco de ciboulette.

Haz dos huevos a la copa. Mientras se cuecen, aprovecha de armar los platos con una base de hojas verdes, las láminas de zanahoria y las tiras de zapallo italiano. Luego, agrega los tallarines como ovillos. Termina con el queso fresco, el huevo, los pistachos, el ciboulette y unas gotas de limón.

Cous cous al horno con tomate, queso fresco y huevo

shutterstock_610019354

Ingredientes:

  • 1 taza de cous cous.
  • ½ tarro de tomates cortados en cubitos.
  • ¼ paquete de queso fresco.
  • 2-3 huevos.
  • Perejil.

Preparación:

Prende el horno y déjalo calentar a temperatura máxima. Prepara el cous cous como sale en el paquete. Por mientras, en un bol mezcla los tomates cortados con un poco de aceite de oliva, sal y pimienta. Corta el queso fresco en cubitos.

Toma una fuente para horno y echa dentro la mezcla de tomates. Mezcla el cous cous con un poco de aceite de oliva y sal y repártelo encima de los tomates, pero no cubriéndolos totalmente. Agrega dentro los cubos de queso fresco, repartidos de manera pareja. Lleva todo al horno bien caliente por 10 minutos o hasta que el cous cous se ponga dorado por arriba.

Finalmente, coloca encima los huevos a la copa y arriba el perejil picado.

¿Cuál es tu receta favorita con huevo?