Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
Derek D

¡Vean Derek! ¡La nueva serie de Netflix!

19-09-2013
Nunca imaginé que de las series originales de Netflix, las que más me iban a gustar serían las que menos pesqué al principio. House of Cards es buena pero tiene capítulos que guatean, Hemlock Grove es entera guata y el regreso de Arrested Development fue buena y con guateos al mismo tiempo. Pero las verdaderas

derek01

Nunca imaginé que de las series originales de Netflix, las que más me iban a gustar serían las que menos pesqué al principio. House of Cards es buena pero tiene capítulos que guatean, Hemlock Grove es entera guata y el regreso de Arrested Development fue buena y con guateos al mismo tiempo. Pero las verdaderas joyitas maestras de principio a fin resultaron ser las más piolitas, y las que todos miramos a huevo: Orange is the new black (véanla) y la que estrenaron recién la semana pasada: Derek.

Por si no saben de qué se trata Derek, yo les cuento. Es sobre un compadre enfermito (Derek) que no para de hablar onda Rain Man pero sin los superpoderes matemáticos, que trabaja en un hogar de ancianos. Sus amigos son la enfermera que cuida a los abuelitos, el conserje que vive alegando, y un flaitongo loser que está todo el día pechando en el hogar porque no tiene nada mejor que hacer. En resumen: La serie más deprimente y aburrida de la historia. ¿Dónde están los asesinatos? ¿Dónde están las minocas hot, las traiciones, los mafiosos? Acá todo un capítulo gira en torno a lo que pasa cuando llega un inspector a fiscalizar el hogar, o cuando deciden hacer una feria de las pulgas para juntar plata.

derek02

¿Por qué querrían ver una serie así? Se estarán preguntando ustedes. Y yo les contesto: Porque es maestra, por eso (no sean cerrados). Da mucha risa la serie, y pena, y risa y pena al mismo tiempo. Porque para que sepan el autor de esta serie (la escribe la dirige y la actúa) es ni más ni menos que Ricky Gervais, el inglés apestoso que inventó/protagonizó The Office (obra maestra) y todas esas otras series para matarse de la risa/morirse de la vergüenza ajena que son Extras, Life’s too short y An idiot abroad. Si ustedes son de esas personas que no les gustaba la parte “vergüenza ajena” de esas series, entonces esta les va a gustar más todavía, porque acá todos los personajes son buena onda y terminan cayendo bien, y uno en ningún momento quiere tirar la tele por la ventana de la pura incomodidad, que es lo que pasaba en The Office, Extras y Life’s Too Short. No sé por qué al compadre ahora le dio con ser tan buena onda y optimista, pero esta serie es eso. Tiene todo para ser lo más deprimente jamás hecho en televisión, pero cuando se termina uno está con así la media sonrisa, convencido de que todos podemos hacer que el mundo sea un mejor lugar (spoiler).

Para los que les gusta hacer maratones, esta no les va a costar nada. Son apenas siete (7) episodios de veinticinco minutos cada uno, por lo que verla entera de una sentada es más corto que ver un cuarto de El Retorno del Rey. Y a propósito, si Derek fuera película apuesto que se ganaría todos los Oscars porque tiene todo lo que le gusta a la Academia: Actores haciendo de enfermitos buena onda, abuelitos que enseñan lección de vida, pianitos de música clásica en las escenas emotivas, etc. Es prácticamente Amour pero buena onda. Es tan buena esta serie que en unas escenas usa canciones de Coldplay y uno se emociona igual. Incluso encuentra mejores las canciones de Coldplay y con eso les digo todo.

derek03

Está grabada en la misma onda “documental falso” con los personajes hablando a la cámara y cosas así, lo cual a estas alturas es increíblemente repetido y da lo mismo, pero uno a Ricky Gervais se lo perdona, al fin y al cabo fue el que empezó con la tonterita de hacerlo en la tele. Después de un rato a uno se le olvida y se mete no más en la historia, y las actuaciones de todos son tan buenas que uno jura que está viendo algo que pasa de verdad en la vida real, y ahí es cuando empiezan a importar los detallitos, como lo que pasa con la comadre que llega obligada a trabajar al hogar de ancianos, o ese momento de ternura máxima en que a los abuelitos les llevan gatitos y perritos para que regaloneen. Es tan piola y tan humana esa escena que me está dando pena ahora, y casi me dan ganas de llamar a mis abuelos para ir a verlos y llevarles chocolates o algún regalo. Casi. Uff, se me pasó la emoción, me salvé de ir a ver a esos viejos rancios jajajja.

Al principio no sabía qué pensar del personaje de Derek, porque es básicamente Ricky Gervais con peinado de Hitler haciendo caritas y comportándose como extraterrestre, y cuesta más acostumbrarse a él que a Forrest Gump y/o Rain Man, ponte tú. Pero después de un rato se me olvidó completamente que el compadre es el inglés guataca apestoso que tiraba tallas pesadas en los Globos de Oro, y solo vi a Derek, el personaje que parte haciéndote reír con sus leseras, y que en el último capítulo te pilla desprevenido y te agarra a palos en el alma, y ahí te deja, tirado y con ganas de ser mejor persona (metáfora).

Así que buena, Netflix. Los felicito. Ahora a apurarse con las segundas temporadas de Orange is the new black y de Derek, gracias. Si siguen así les juro que voy a pagar mi suscripción en vez de usar la clave a mi tía Charo.

[youtube_sc url=”http://www.youtube.com/watch?v=Hd5WdxGRNG8″]
Todos los capítulos de Derek ya están disponibles en Netflix.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente