Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
Una década wikipediando

Una década wikipediando

18-01-2011
Siempre he tenido sentimientos encontrados con Wikipedia. Lo reconozco. Por un lado, la idea de una gran enciclopedia colaborativa es de un poder asombroso: la rapidez con que cientos de contenidos son accesibles para un ciudadano cualquiera no deja de ser seductor. Además, el hecho de poder ser tú, ese mismo ciudadano cualquiera, parte del

Siempre he tenido sentimientos encontrados con Wikipedia. Lo reconozco. Por un lado, la idea de una gran enciclopedia colaborativa es de un poder asombroso: la rapidez con que cientos de contenidos son accesibles para un ciudadano cualquiera no deja de ser seductor. Además, el hecho de poder ser tú, ese mismo ciudadano cualquiera, parte del ensamblaje de la enciclopedia en lugar de dejarla en manos de “profesionales” u “expertos”, le aporta ese valor de la construcción social de la realidad que tanto se busca –y potencia- hoy en día.

Pero hay “peros”. Hartos, a mi parecer. Las inexactitudes, tergiversaciones, errores o simplemente mentiras deliberadas sobre personajes, lugares o hechos están a la orden del día. “Es el riesgo necesario”, diría la mayoría, ya que en las iniciativas democráticas de publicación y acceso siempre aparecerán ociosos y trolls. La autoregulación social de Wikipedia, modo de control automático para que los artículos y datos publicados no se “chacrearan”, jamás ha sido un método de garantía ni mucho menos de probada eficiencia. Basta ver la cantidad de reclamos que les llegan todos los días, o la expandida advertencia entre internautas, ya casi en tono de broma: “¿Y eso, de dónde salió? ¿De Wikipedia?”, aludiendo a que esta base gigante de info no es muy de fiar.

En todo caso, y porque nobleza obliga, una cosa es la sensación de inestabilidad (o poca rigurosidad) y otra son las estadísticas duras. En el 2005 la revista Nature publicó un estudio comparativo entre la Enciclopedia Británica y Wikipedia, donde se encontró un promedio de 4 errores de Wikipedia frente a 3 de la Británica, lo que no es una diferencia tan sustancial. Además, sólo 8 errores graves fueron detectados y repartidos por igual en ambas enciclopedias.

Jimmy Wales, co-fundador de Wikipedia.

El sábado esta enciclopedia virtual cumplió 10 años y ostenta otros varios números interesantes que son imposibles de no reconocer. Contiene más de 17 millones de artículos en 270 idiomas. Además, desde que Jimmy Wales, su fundador, solicitara donaciones para mantener la independencia del servicio, la página ha recaudado más de 16 millones de dólares. Wales ha asegurado que esperan seguir creciendo y llegar a los 1.000 millones de usuarios en 2015. Si no fuera una experiencia rica, útil y dinámica, nadie daría un peso por ella, ¿no? Ahí radica el beneficio a la duda. Esperemos que esa autoregulación se perfeccione más temprano que tarde. Pero si me permiten, por mientras, solo por mientras, yo prefiero ir por ese viejo y polvoriento tomo de la Británica.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente
por Guido Cabrera
Ojo, yo con mi critica no he querido parecer como que estoy en contra de la Wikipedia, ni tampoco restandole importancia. Al contrario es una gran herramienta, con todas las imprecisiones que ya conocemos y asumimos. A mi me encanta mucho la manera de integrar contenidos y presentarlos de manera simple, ya se trate de contenido general como especifico. Mi reclamo, es una experiencia personal, en un periodo especifico de tiempo, y que me dejó bastante picado, pero aun ese incidente no me hace bajar el entusiasmo por un gran proyecto, que luego de 10 años si que ha aportado de manera importante a difundir conocimiento.
por Nacil Oron
Evidentemente Wikipedia tiene un valor increible por toda la información con la que contiene, hay que recordar que ese es solo un medio como tantos mas, si quiero saber algo, por ejemplo de "ingenieria biomolecular de globos de cumpleaños" lo puedo buscar ahi, pero si soy un apersona solo con un dedo de frente no me quedare solo con ese información, es un buen inicio de busqueda asi como cualquier medio escrito su información puede ser incompleta, erronea o tendenciosa, el problema es que con wikipedia no hay responsabilidades inmediatas ni quien las asuma.
por Alejandro Tapia Lazcano
Fran, es cierto pero tratemos de mirar el vaso medio lleno. Consideralo como que todo lo que tuviste que pasar al final de cuentas es por un bien mayor, y ya con eso todo está pagado :) "Dejad que los perros ladren Sancho, porque es señal de que estamos avanzando" - El Quijote.
por Fran Solar
Creo que Wikipedia como concepto es ampliamente más positivo que negativo, y es innegable el poder de su servicio. El tema es, insisto, su regulación. Porque debe tenerla, obligatoriamente, en la modalidad que sea. Lo que dice Guido es uno de los problemas más serios, ya ni siquiera a nivel teórico, sino de experiencia palpable. Por casi un año hubo ahí una ficha-perfil sobre mí y otra sobre mi fanfic. Ambas se realizaron con un odio que hasta hoy me es difícil explicar, por un usuario anónimo (o más). Era una mentira tras otra, descaradas y hasta absurdas, pero no hubo caso de que se me permitiera cambiar los datos sino hasta muchos meses después. Fue un proceso lento, engorroso y doloroso. Me tramitaron como si cualquier persona supiera más de mí que yo misma! Era inconcebible. Por todo ese tiempo fui una peruana de 50 años, sin estudios universitarios, que había demandado a J. K. Rowling por plagio y que había conseguido una suma millonaria que hoy me permitía viajar por el mundo sin trabajarle un peso a nadie, y que dada la polémica las editoriales me pidieron manuscritos. Y así varias otras "verdades" que hoy pueden ser risibles, pero en el minuto generaron tal desinformación sobre mí que todavía circulan un montón de leyendas urbanas. Buena parte de mis trolls se alimentan de esas mentiras esparcidas con el espaldarazo de Wikipedia. ¿Quién responde por ese perjuicio?
por Dennis Tobar
Estimado Guido: será que no te has topado con la gente correcta. Soy editor desde 2005, y si preguntas a la gente correcta, sin duda te responderá (o responderemos). Sin embargo, depende del uso que le des a la Wikipedia ya que la autopromoción de de productos, empresas o personas no está permitido, mientras que el resto de las ediciones, mientras no sean malas están permitidas. Saludos
por Andres Lagos
A mi me gusta mucho la wikipedia por el modelo colaborativo que propone. Democratizar el contenido y delimitarlo en la medida de la participación y el conocimiento de muchos es un gran desafío que este desarrollo ha logrado ejecutar de manera excelente. A estas alturas nadie se cuestiona mucho, dependiendo del contexto y para bien o para mal, si algunas citas provienen de Wikipedia. Quizás lo negativo sea lo que menciona Guido, porque atenta contra el espíritu inicial de todo desarrollo Open Source: que el conocimiento colectivo se ponga al servicio de la sociedad.
por Alejandro Tapia Lazcano
Yo soy un defensor de la wikipedia. Es cierto que no es de fiar 100%, que es prácticamente un suicidio citarla en algún trabajo serio (tesis, investigación, paper, etc) o que incluso muchos dudan de su real fin y cuestionan cuál es su modelo de negocio. Pero lo que sí es cierto es que es una gran fuente de conocimiento para, por y desde la gente. Prefiero infinitas veces que un niño en donde su padres no tienen los recursos para comprar una enciclopedia de papel tradicional, tenga la opción de investigar una fuente con algunas incertezas o errores a que ese mismo niño no tenga donde hacer su tarea o quede en la ignorancia. Y por último, citando las palabras del mismo Jimmy Wales "Imagine un mundo en donde cada persona del planeta pueda tener acceso libre a la suma total de todo el conocimiento humano. Eso es lo que estamos haciendo."
por Guido Cabrera
A mi, una de las cosas que mas molesta, sobre todo de la wikipedia en español, son los editores. Son impresionantemente molestosos. Estoy seguro, que toparse con esa casta y enfrentarlos, es algo que ha desanimado a muchos a colaborar. Son mas papistas que el papa, y eso siempre es un defecto. La intolerancia a nuevas colaboraciones, las casi nulas ganas de enseñar a nuevos a como se edita, y suponer que cualquiera que actualiza algo es un vándalo, hacen que uno prefiera hacerse a un lado y terminar dejando el conocimiento de muchos en manos de unos pocos intolerantes y obtusos editores.