Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
334x335 (3)

Partidos recomendados Torneo de Apertura: 9ª fecha

27-09-2013
Confieso que nunca vi con buenos ojos que nuestros niños vistieran las camisetas de Manchester United, de Barcelona, de Real Madrid, de… No se trata de xenofobia futbolera; al cabo, también disfruto con las ligas inglesa y española. Pero, pensaba ¿por qué esos mismos niños no lucen los colores de Colo Colo, la “U”, Católica,

Recomendados ECDF LG Smart TVConfieso que nunca vi con buenos ojos que nuestros niños vistieran las camisetas de Manchester United, de Barcelona, de Real Madrid, de… No se trata de xenofobia futbolera; al cabo, también disfruto con las ligas inglesa y española. Pero, pensaba ¿por qué esos mismos niños no lucen los colores de Colo Colo, la “U”, Católica, Unión Española o del Tricolor de Paine?

Sé que la respuesta está en la globalización y en la penetración mediática, gracias a las cuales tenemos acceso al fútbol hasta de Timboktú. Y aquellos grandes clubes ocupan espacios antes reservados para las figuras del medio local. Siglo XXI, no lo olvido.

Por ahí asoman Arturo Vidal, Alexis Sánchez, Claudio Bravo, Jorge Valdivia, Gary Medel y Ángelo Henríquez, por citar algunos, todos made in Chile, aunque siempre dentro del contexto de los atractivos torneos extranjeros.

Nuestros campeonatos (hay que decirlo) no son de los mejores en el mundo. Tampoco, la escenografía que los envuelve. Pero son nuestros y debemos cuidarlos. Ojo, también exigir mejorías en todos los niveles, cómo no. Sin embargo, ellos articulan algo que jamás podrían hacer ni Lio Messi ni Cristiano Ronaldo: sentimientos y pasiones entrañables, que trascienden las épocas.

Allí es donde se sostiene nuestro fútbol: en esa plataforma indeleble de imágenes tempranas y de nexos afectivos que nos unen, de por vida, a un determinado equipo. Ya sea por influencia familiar o de nuestros primeros grupos de pertenencia; por el color de una camiseta o por el “monito” de la insignia; por convicción o por simple veleidad. Por la razón que sea, de aquí somos y de aquí no nos movemos en cuestiones futboleras.

He dicho.

Vamos, ahora, al tema que nos convoca: escribir respecto del actual Torneo de Apertura. Sobre sus proyecciones, sus duelos más importantes y sus figuras más atractivas.

Destaco, para esta fecha, dos partidos:

Cobresal-Colo Colo

(El Salvador, sábado, 15.30 horas): Actuar en ese estadio y a esa hora, ya es difícil. Y si se trata de este Colo Colo, en plena Vía Crucis, doblemente complejo. Los albos exhiben serios problemas de funcionamiento colectivo y de respuestas individuales. Tampoco las soluciones vienen desde la cabina técnica. Así, convertido en un equipo invertebrado, sin mayor coherencia, arrastra números que bien podrían poner los pelos de punta. Y Cobresal, que sale de una liguilla promocional para caer a otra, parece que encontró algo de rumbo en este semestre. El DT José Cantillana optimiza lo poco que tiene, y ahí está: instalado en la mitad de la tabla. Algo impensado a comienzos del torneo.

¿Qué podemos esperar de Colo Colo? No mucho, si bien siempre estará latente la perspectiva de una mejoría, fundamentalmente por el nivel individual y la experiencia de algunos de sus jugadores, en particular del arquero paraguayo Justo Villar (la figura del equipo), del volante argentino Emiliano Vecchio, del también volante Luis Pedro Fuenzalida (el “Chapa” no es un gran futbolista, pero su cambio de ritmo y de velocidad marca diferencias en nuestro medio) y del delantero trasandino Mauro Olivi, cuando deja su inmadurez fuera de la cancha. Es complicado construir sobre la base de tan poco, pero si Colo Colo junta sus líneas y reordena su zaga, algo podría surgir…

¿… Y de Cobresal? Simpleza, aplicación e irreverencia. Esto último será fundamental, en la medida que el equipo cuprífero tenga la disposición de atacar. Porque a este Colo Colo hay que apurarlo en defensa. Y Cobresal cuenta con dos delanteros que hacen daño: el paraguayo Ever Cantero y el uruguayo Álvaro Navarro. Agreguemos el talento del argentino Mariano Torres y la experiencia en el fondo del chileno Felipe Salinas. De esta forma, el cuadro local tiene posibilidades.

u-de-chile-union-espanola---CDF

Unión Española-U. de Chile

(Santa Laura, domingo, 18.30 horas): Choque del actual campeón, contra el cuadro más importante del fútbol chileno en los tres últimos años. Si bien el presente de ambos dista mucho de las expectativas, se prevé un duelo interesante. Los hispanos, irregulares hasta decir basta, no poseen un generador de fútbol que abastezca a un trío de muy buenos delanteros: Jaime, Vidal y Canales (este último, de excepción). La “U”, bajo un cuestionamiento total al trabajo de Marco Antonio Figueroa, debe sumar de a tres, sino quiere perder, además del pan, también el pedazo, y quedar fuera de la lucha por el título prematuramente…

¿Por qué Unión? Porque tiene un concepto de juego definido hace rato. Los rojos no son de vértigo, sino de rotar la pelota. Aseguran su “patio trasero” con un meta joven y atajador (Diego Sánchez) y una línea de cuatro muy ordenada. En el medio, está la figura del uruguayo Diego Scotti, quien le da el equilibrio al equipo. Y arriba, como ya anticipamos, cuentan con tres hombres consistentes, sobre todo Canales.

¿Por qué la “U”? Tal vez porque con lo único que puede salvar el año, es el Apertura. Los azules no tienen margen de error, tras su fracaso en la Sudamericana. Y esa situación límite puede conectarlos con el buen fútbol y la intensidad que han mostrado esporádicamente. Cuentan con un jugadorazo (Aránguiz), delanteros calificados (Ubilla, Díaz y Rubio), otros buenos jugadores (Pepe y Juan Rodrigo Rojas, Lorenzetti, González). El problema está en la banca: El “Fantasma” Figueroa, confundido, sigue experimentando…

Concluyo, así, mi primer contacto con ustedes. Este post –aclaro- debe ser tomado como una humilde “hoja de ruta” respecto de la jornada que se acerca. Si el texto les agradó, por favor, levanten el teléfono y avísenle a sus amigos. En cambio, si les pareció una soberana lata, levanten el teléfono y también avisen, pero a sus enemigos… ok?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente