mayo 31, 2018

Así esta startup española reinventa el uso de las cabinas telefónicas

Cote3

¿Quién recuerda esos maravillosos tiempos en los que uno podía estar caminando por la calle y entrar en una cabina telefónica, meter unas monedas y comunicarse con alguien que estaba a kilómetros de distancia, por unos pocos minutos? Era como encerrarse en una burbuja de silencio en medio del caos de la ciudad, para transportarse a otro lado, sin la necesidad de andar con un celular personal.

Hoy la comunicación con personas que están a miles de kilómetros —y en algunos casos a solo unos pasos- es constante. Estamos en línea 24/7 y ya no necesitamos entrar a una cabina o agarrar un teléfono para comunicarnos; los mensajes simplemente llegan y las personas esperan que respondamos rápidamente.

Y así como la comunicación avanza, muchas cosas van quedando obsoletas, como nuestras queridas cabinas telefónicas. En el 2001 teníamos en Chile 79.895 teléfonos públicos, pero luego vino el un descenso brutal. El 2017 quedaban solamente 17.407 de estos aparatos; en 17 años se redujeron en un 75,5% Hoy además, los celulares superan la población actual de Chile y cada día salen nuevos modelos que no nos dejan de sorprender, como este LG Q7 anunciado por su compañía la semana recién pasada.

¿Y qué ha pasado con todos estos teléfonos públicos? Ahí siguen, inutilizados, inertes, se han convertido en parte del paisaje citadino. En esta nota se muestran los casos de algunas ciudades que le sacaron provecho a estos pequeños receptáculos. Hoy queremos contarte, además, de este startup español que los remodela y convierte en puntos de carga e información.

Convirtiendo las cabinas en centros de información

iUrban es una startup tecnológica española, asentada en Málaga, que surgió de la idea de dar vida a todas las infraestructuras obsoletas presentes en las ciudades, para cubrir las necesidades de ayuntamientos, empresas y usuarios en el entorno digital.

El 2016 Telefónica empezó a colaborar con ellos y pudieron instalar, en siete cabinas —repartidas entre Granada, Sevilla y Málaga-, una pantalla táctil que funciona como centro de información, que además incluye una zona de carga para celulares, para que mientras los ciudadanos consultan información sobre su ciudad, locales, eventos, etc., puedan hacerlo cargando sus móviles.

“La idea es quitar el módulo de teléfono y desarrollar una pantalla que queda encima. No hace falta obra, por lo tanto, se da un nuevo uso a un elemento que está en la calle de forma más sostenible”, dijo Andrés Martínez al medio español El País.

Podría ser una buena forma de reinventar nuestras cabinas telefónicas y convertirlas en algo útil, pues aún hay miles que están asentadas en nuestras ciudades, sin uso alguno.

¿Que te parecería esta solución?

Maria Jose Valdes

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LG OLED TV

LG NanoCell TV

LG InstaView

LG TWINWash

LG Serie G

Telvisores OLED de LG

Negro absoluto, colores perfectos

VER MÁS

Subscribe

Recibe una vez a la semana información importante

@MundoLG

¡No te pierdas nuestras últimas actualizaciones!