Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
LG

¡Bravo! Pareja crea en la nada un santuario de la naturaleza

30-06-2017
Un campo seco al que acabaron llegando elefantes.

LG

Pamela Gale y Anil Malhotra, se casaron con un sueño en mente: vivir en una casa en las montañas, rodeada de bosques y cercana a un río. Pasaron parte importante de su matrimonio buscando este lugar en el mundo, recorriendo Colorado, Hawaii y los Himalayas. Pero un buen día encontraron un sitio que los enamoró, y que también significó un enorme desafío en sus vidas.

Se trataba de 22 hectáreas deforestadas y devastadas en el sur de la India, donde antes habían plantaciones de cardamomo, café y arroz. Compraron los terrenos y comenzaron la misión de transformar este territorio baldío en un paraíso. ¿Crees que estaban locos? ¡Espera a ver lo que lograron!

@sharsabova

A post shared by Michaela (@michaela0_0) on

El florecimiento de SAI Sanctuary

Esas 22 hectáreas que la pareja adquirió en 1991, hoy ya se han transformado en 121 hectáreas verdes, llenas de árboles y vida salvaje. Lo lograron a punto de esfuerzo y trabajo, y con la convicción de que la reforestación es una de las grandes claves contra la sequía y el cambio climático en el mundo.

Grandfather tree SAI Sanctuary, India. #saisanctuary #tree #oldgrowth #majestic #india

A post shared by Kevan Gale (@kevangale) on

Comenzaron plantando pasto y arbustos nativos, gracias a lo que llegaron los primeros insectos. Luego comenzaron a crecer árboles y llegaron las primeras serpientes y mamíferos. Estos últimos atrajeron entonces a los grandes depredadores, como tigres y leopardos. Pero cuando Pamela y Anil vieron aparecer a la primera manada de elefantes, se dieron cuenta de que su misión había sido cumplida. Tiempo más tarde, nacerían cuatro crías en el lugar.

A post shared by Reghu (@reghuneel) on

Este paraíso se convirtió en el primer santuario de la naturaleza privado y sin fines de lucro en la India, y fue bautizado como SAI Sanctuary, en honor a la Madre Naturaleza (Sai) y como siglas de Save Animals Initiative (iniciativa para salvar a los animales).

Un rico ecosistema

SAI Sanctuary se ha convertido así en una “carretera verde” al sur de la península de Indostán, donde el bosque y la vida salvaje interactúan constantemente, pues se necesitan. Mientras los animales requieren de agua fresca, alimentos y sombra, los árboles necesitan de los animales para facilitar su proceso de polinización y la propagación de ciertas semillas gigantes. Algunas de ellas son tan grandes, que únicamente los elefantes son capaces de llevarlas de un lado a otro, comiéndoselas y luego defecándolas a kilómetros de distancia.

Además, este bosque (como todos en el mundo) es un gran productor de lluvias, porque la transpiración de los árboles juega un papel crucial al devolver el agua de la tierra a la atmósfera. Esta agua se transforma en nubes que luego precipitan y son transportadas por los vientos a diversas latitudes.

Flowers of Coorg at Sai Sanctuary. #forestbathing #ilovenature #healthyhabitsnow

A post shared by Nandini Gulati (@nandinigulati) on

Con cada segundo que pasa, se pierde media hectárea de bosque en el mundo. Y esto es gravísimo, porque son los árboles los que absorben el 80% del dióxido de carbono que producimos. Es así como la reforestación constituye una estrategia perfecta para palear el cambio climático. SAI Sanctuary es un gran ejemplo de esperanza en la recuperación, reforestación y conservación de la naturaleza.

¿Conoces otras iniciativas importantes de reforestación?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente