Cicleteando por la carretera de la muerte

Escrito en Consejos de viaje el octubre 20, 2015

Fotografías por Jeannette Zarate

Hace unas semana leí un típico mensaje de FB que hablaba de como las personas en su crisis de los 40 años debían comenzar a realizar las tonterías que no realizaron en sus 20. Hoy puedo decir que si bien no he pasado por ninguna crisis, definitivamente me encuentro en esa etapa de la vida donde las tonterías dan exactamente lo mismo y pucha que he hecho hartas, pero al menos son entretenidas y lo mejor de todo es que comencé poco antes de cumplirlos.

Seguramente más de alguna vez han oído hablar de la carretera mas peligrosa del mundo, aquella que por la cantidad de accidentes que se han generado a lo largo de su historia y por ende fallecimientos la han bautizado como la “Carretera de la muerte”, también conocida como el “Camino a los Yungas”. Tal es el peligro que la circunda que una de sus curvas es denominada “Curva del Diablo” donde ha habido numerosos incidentes mortales, dado el gran abismo que existe ahí.

Ubicada mas o menos 80 km de La Paz camino a Coroico se encuentra aquella carretera que todos temen, y como no, si con menos de 3 metros de ancho, las inclinaciones a las que se le suman infinitas curvas pronunciadas, además de caminos cuyos bordes no poseen cercos, pondrían nervioso hasta al mas valiente de los mortales.

1

Por aquella carretera, aun habiendo construido hace unos años una nueva, continúan pasando vehículos de carga pesada donde en muchas ocasiones se cruza uno subiendo con otro bajando, con la consiguiente dificultad que eso conlleva, ya que el angosto espacio en el que se cruzan lo hace extremadamente peligroso.

Como nunca le he temido a nada, al menos hasta sentirme en algún estado de extrema incertidumbre, puede ser la razón por la que me atrevo a hacer cualquier cosa, es que claro, siempre he pensado que lo peor que me puede pasar es morir y como no le tengo temor a esto, sin duda debe ser la razón por la que me someto con facilidad a distintas locuras, las que honestamente encuentro que son tonterías sanas.

2

Dicho sea esto, había escuchado hablar de este camino y me intrigaba conocerlo, por primera vez y después de revisar imágenes y uno que otro video debo reconocer que sentí un poco de temor, pero en teoría ya no pasaban tantos vehículos o al menos eso fue lo que nos dijeron.

Busque algunos tours en bicicleta que es lo más habitual de hacer acá y lo mas conveniente era realizar uno comenzando desde La Paz. Desde esta ciudad el conductor nos desplazaría a la altura máxima o la zona de la cumbre a 4.700 metros de altura desde donde comenzaríamos el descenso de 80 km a zona de valles Yungas a poco más de 1000 metros.

El 24 de junio del 2015, con una pareja de amigos españoles que conocí viajando, hicimos “el camino de la muerte” saliendo a las 7 de la mañana desde La Paz. Como toda experiencia que he vivido en estos últimos años puedo dar fe que fue adrenalínica, pero maravillosa. Debo admitir también que no fue del todo fácil, más aun para alguien que no había andado nunca en bicicleta en montaña. Para quienes no lo han hecho nunca, les cuento que vas tiritando; ni que estuvieras a muy bajas temperaturas; todo el rato debido a las piedras y terrenos en mal estado, del pavor; o mejor llamémosle adrenalina; de caer en algún abismo al enfrentarse a una curva, vas frenando constantemente, tanto así que en algún minuto sientes que los frenos ya no cumplen su función. Según los guías era debido a que no los soltaba, entonces se calentaba y no sé qué les sucedía, y no porque éstos estuvieran malos. Vaya a saber usted cual es la verdad porque no soy experta en ciclismo y menos en montaña, lo cierto es que había tramos en que iba apretándolos al 200%.

4

Durante el descenso te enfrentaras a caminos en muy mal estado, los primeros tramos sentirás mucho frio porque es habitual que amanezca con una densa neblina y se mantenga durante las primeras horas de la mañana, entonces es necesario ir abrigado y afortunadamente te proporcionan impermeables, ya que pasaras por barro, pozas de agua, cascadas pequeñas entre otras cosas entretenidas que tendrá que descubrir.

5

El alto atractivo que tiene para el turista sin duda se debe a su entorno natural con escenas paradisíacas donde estas entre el abismo y el cielo, ya que mientras hacia abajo miras y encuentras grandes precipicios, hacia arriba vas observando innumerables montañas frondosas.

7

Ahora bien, si tienes intenciones de realizar esta aventura recomiendo tomarla con extremo respeto y cuidado. Las cifras de muertos al año hace que sea extremadamente peligrosa, así se habla de muertes que ascienden a los 100 personas anuales.

Sin duda que el rudo recorrido valió la pena, y si te lo tomas con calma haciéndolo a tu ritmo, terminara siendo una hermosa e inolvidable experiencia de vida.

8