Un clásico de siempre: ¡Huevos rellenos!

Escrito en cocina el junio 15, 2016

Mitad de año y las vacaciones de verano pasadas se ven tanto o más lejanas que las que se vienen, así que no queda otra más que sacarle el jugo a los fines de semana. Y qué mejor que juntarse con amigos o familia y tomarse el tiempo de una comida relajada con picoteo incluido. Me acordé de una de las recetas más ricas y fáciles que están medio olvidadas: los huevos rellenos.

Somos bien lesos en ir dejando sólo para el recuerdo estas cosas, ¿acaso nos vamos a dejar ganar por las papas fritas y galletas fomes para el aperitivo? No pues, un poquito de amor y cariño y echamos a cocer los huevos hasta que queden duros, enfriamos y empieza la creatividad.

¿Cómo preparar los huevos rellenos?

Mi abuela los hacía de entrada sobre una cama de lechuga. Un cerro de perejil cortado fino, cebolla en cuadritos, sal y aceite de maravilla bastaban para mezclar con las yemas molidas y rellenar nuestras mitades de huevos. Una tira de pimentón rojo para decorar y se iban al refrigerador, tapados con un plato hondo para esconderlos, porque o si no el que pasaba se robaba fácil un par antes del almuerzo.

Otra opción es hacerlos con atún desmenuzado y un poco de mayonesa casera, o bien, una mezcla de ciboulette, crema y un poco de paté de foie. Como queda más liviano el relleno, es posible meterlo dentro de una manga de cocina, y se van a lucir con la presentación del plato.

Receta huevos rellenos cómo prepararlos

¿Ven que no hay que ser Martha Stewart para armar algo rico y regalonear a los amigos? Por muy negado que uno sea, siempre se las puede ingeniar. Ésta es una receta para hacer en tiempo record y más encima la pueden variar con lo que se les ocurra, poniéndole rellenos o acompañamientos diferentes. Un plato comodín que hará que se ilumine la cara de sus invitados cuando digan: “¡Hace cuánto que no los veía!”

Láncense con los huevos rellenos. Que les queden bonitos, y ante todo: ricos.

¿Cuándo fue la última vez que comiste huevos rellenos?