Los cachitos rellenos

Escrito en alimentación el diciembre 30, 2015

La cosa era así: 4 de la tarde, bolsa de género o malla en mano, billete de $100 en la otra y te mandaban a comprar el pan. Y no cualquiera, porque para eso teníamos todos una amasandería amiga en el barrio, nada de supermercados con miga blancuchenta que al otro día ni las palomas se lo comen. Por mi casa de infancia hasta un triciclo pasaba, y cuando abría la tapa salía el olor a marraqueta fresca que ya deben imaginarse.

El caso es que estas panaderías sacaban a relucir además sus dotes pasteleras por la módica, entonces con el vuelto una podía apropiarse de cocadas, galletones de miel, chilenitos, mantecados, colegiales y también ellos, los incomparables: los maravillosos cachitos.

Rellenos con crema pastelera o manjar y pintados con huevo o mermelada de damasco son una delicia que cuesta ver cada vez más encontrar. No porque dejen de hacerse en su natal La Ligua, no no no, ya que es cosa de viajar al Norte y preguntarle a las palomitas de la carretera por ellos y aparecerán. A mi entender, los cachitos se ven menos por estos lados porque las bellas panaderías de barrio empiezan a escasear o bien ya no dedican tanto tiempo a preparar este tipo de dulces. Pucha qué pena. Si los tienen cerca aún, aprovéchenlos. Vuelvan a quedar pegajosos cuando a tientas busquen sus cachitos dentro del cambucho de papel, o sacúdanse el azúcar flor que les quede en la boca y ropa, no vaya a ser cosa que los pillen que se gastaron una vez más el vuelto del pan.

La nostalgia me invadió y busqué la receta que les comparto a continuación. No los he cocinado, pero tengan por seguro que a la primera crisis nacional de cachitos voy a ser una de las primeras con el uslero. Comprados o hechos en casa: que los disfruten, y me cuentan qué tal.

Cachitos Rellenos

200 grs. de mantequilla
750 grs. de harina
4 huevos
150 grs. de azúcar flor

¾ cucharadita de polvos Royal
½ taza de leche

Tomamos el azúcar flor y batimos con la mantequilla, sumando las yemas de huevo sin dejar de batir. Las claras las hacemos merengue y las incorporamos junto a la harina previamente cernida con los polvos Royal y sal. Agregamos un poco de leche para tener con esto una masa suave.

Luego uslereamos y cortamos tiras de 2,5 cms. de ancho. Forramos los moldes enmantequillados, di con ellos en Cherry partiendo desde la punta y girando hasta la base. Pintamos con un pincel con yema batida y los mandamos al horno medio por 15 minutos. Cuando se enfríen los rellenamos con pastelera o manjar, ¡y listo!

Foto: Wikipedia