Picoteo a la mexicana: Guacamole y quesadillas,

Escrito en Hecho en Casa el abril 20, 2016

Estaba un día tranquila en mi casa y de la nada me llegó un mensaje y luego un llamado: “Voy a verte, espérame con algo rico :P”. Ok, nunca es malo recibir visitas, pero la presión de qué hacer para sorprender, me mata. Piensa, Caro piensa… estuve a punto de pedir algo por teléfono pero me dio lata porque quería algo fresco para mi y contundente para el comensal autoinvitado. Miro mi refrigerador… ok, me faltan algunas cosas pero veo una palta, un tomate, tortillas… ¡ya sé! Haré guacamole y quesadillas.

Receta del Guacamole

Comencemos con el guacamole, para dos personas necesitan:

  • 1 palta
  • ½ tomate
  • 1 cebollín
  • Cilantro
  • Limón
  • Sal
  • Aceite (ojalá de oliva)
  • Ají (opcional)
  • Ajo (opcional)

Primero hay que picar el tomate en cubos muy pequeños, lo mismo con el cebollín (pueden usar cebolla, pero para que no quede tan fuerte, le recomiendo lavarla con azúcar). Piquemos un poco de cilantro (el ají podemos ponerlo picado y el ajo rallado, pero si no tenemos nada de esto, no pasa nada).

Receta guacamole mexicano

Ahora, machacamos la palta con un tenedor, no es necesario que quede tan molida (es gusto personal también, hay personas que les gusta casi batida, a mí no). Truco: para que la palta no se ponga negra, pongan el cuesco en un vaso con agua y déjenlo en la cocina. Suena muuuy raro, lo sé, lo mismo pensé yo cuando un amigo lo hizo, de hecho lo insultamos un rato, nos reímos de él, pero resultó tener razón. Nadie le pidió disculpas, pero la palta no se puso negra, cuando se acabe el guacamole, pueden botar el cuesco.

Agregamos todos los ingredientes; tomate, cebollín, cilantro y aderecen con limón, sal y aceite. Reservamos.

Receta de las Quesadillas

Los ingredientes fundamentales de las quesadillas son dos: queso y tortillas, ya lo habían adivinado ¿cierto? En fin, podemos agregarle lo que queramos: carne, pollo, champiñones, aceitunas, pimientos, jamón, cebolla, en serio, lo que quieran. Consideren que hay cosas que deben cocinar previamente. Las que yo hice en esa oportunidad llevaban:

  • Tortillas (yo uso de las grandes, las burreras)
  • Queso
  • Pimiento rojos cortados en cubos diminutos
  • Aceitunas

Ponemos la tortilla en una base plana como el mesón o una tabla, luego los ingredientes a gusto en la mitad de la tortilla, la otra mitad la doblamos encima de todo esto para tapar, como una empanada pero sin pegar los bordes.

Hay dos formas de calentarlas, las podemos poner en el horno (que a mi no me gusta mucho porque no quedan tan crujientes) y la otra es ponerlas en una sartén (dobladas, tal cual) a fuego medio e ir dándolas vuelta con la ayuda de una espátula para que no se caiga el relleno. Al principio podría ser un caos porque la tortilla está blanda, así que voltea con cuidado.  Al rato agarra un tono café muy lindo y se pone crujiente. Cuando tome el tono que nos guste y esté el queso derretido, la ponemos en un plato y las cortamos en triángulos. Si es una tortilla grande podemos cortarla hasta en 8. Si el comensal es un comilón, te recomiendo hacer 1 y 1/2 o 2 tortillas por cabeza.

¡Listo! Untamos la tortilla en el guacamole o ayudándonos de una cuchara y disfruta.

Quesadillas receta

Si te da flojera hacer quesadillas, compra las tortillas que son como papas fritas o papas fritas en bolsa y unta eso en el guacamole. Sea como sea el invitado quedará feliz, créeme.