8 julio 2014

Seis consejos para escoger la contraseña más segura en Internet

Desde credenciales para ingresar a redes sociales hasta claves para realizar transferencias en el banco, todos guardamos nuestro propio “llavero” de contraseñas para proteger el acceso a cuentas sensibles a las que accedemos en Internet.

Sin embargo, la red no es un lugar completamente seguro y muchas veces la contraseña es la única forma que tenemos para protegernos de estafas y robos de información privada, por lo que saber escoger nuestra clave personal es fundamental a la hora de proteger adecuadamente nuestros servicios.

Por eso ahora te entregamos algunos consejos que son muy fáciles de seguir pero que a la vez aumentarán considerablemente nuestra seguridad en línea, considerando algunos datos técnicos clave que se pueden seguir en un par de minutos y podrían evitarnos un muy mal rato en el futuro.

No usar la misma contraseña para todo

Banco, Facebook, Twitter, correo electrónico… son muchas las contraseñas que debemos inventar y luego recordar para acceder al sin fin de servicios que existen en Internet. Por eso, la salida más fácil que se puede encontrar es escoger la misma combinación de letras y números para toda nuestra presencia en Internet, en lo que sería nuestra propia “llave maestra” virtual.

Sin embargo, hacer esto significa un grave error que podría costarnos muy caro. ¿Por qué? Resulta que un pirata informático o alguien cercano a nosotros algún día podría tener acceso a una de nuestras contraseñas, tras lo cual se le hará muy fácil entrar a todos nuestros servicios virtuales en caso de conocer nuestra “llave maestra”.

Y es que la contraseña maestra podemos perderla tras un ataque de un hacker, dejar abierta una sesión en un cibercafé e incluso utilizando una red WiFi pública que no esté protegida, por lo tanto siempre debemos usar combinaciones diferentes para cada servicio, en caso que ocurra lo peor.

Usar contraseñas largas

La regla en este caso, es simple: mientras más larga la contraseña, mejor. Y es que uno de los métodos para que un pirata informático obtenga nuestra contraseña, es realizar ataques de fuerza bruta que intentan adivinar nuestros datos a través de ensayo y error, muchas veces.

Por eso, el uso de una contraseña de más de ocho caracteres nos garantiza una mayor seguridad, por lo que es sano establecer dicha filosofía y jamás bajar de las ocho letras al momento de fijar nuestra clave en Internet.

Añadir números

Otra medida importante a la hora de complicar la tarea a los piratas informáticos es la inclusión de números en nuestra contraseña, a modo de hacerla aún más compleja de descifrar. Por eso, es indispensable que también utilicemos algunas cifras para hacer más segura nuestra clave.

Evitar combinaciones obvias

Otro error que cometemos siempre es escoger contraseñas obvias, poniendo en peligro nuestra privacidad ya que alguien, con los conocimientos técnicos adecuados, podría adivinarla en cuestión de horas si es que se lo propone.

Por eso hay que evitar palabras de diccionario, combinaciones de números obvias como “12345” e incluso mezclas de letras y números evidentes, como “valparaiso1234” y nuestros nombres junto a fechas de nacimiento. Debemos siempre intentar hacer la tarea lo más difícil posible para alguien que intente adivinar nuestros datos.

El azar es nuestro mejor amigo

Con todo esto en mente, una de las mejores formas de escoger una contraseña segura es inventar una combinación de caracteres que sea lo suficientemente extensa, posea números integrados y además no tenga mucho sentido.

Si estamos poco creativos, podemos acceder a algunos portales web que harán por nosotros la tarea de generar contraseñas al azar, las cuales siempre serán muy seguras de utilizar. Algunos servicios útiles son los sitios Password Generator de Norton, Safepasswd.com y el software para PC Password Safe.

Aprender las formas de recuperar nuestra clave

En caso que nada de lo anterior haya dado resultado, debemos ponernos en el peor de los casos y saber recuperar lo antes posible el acceso a nuestras cuentas más importantes. Para eso, cada servicio como el correo electrónico o las redes sociales ofrecen un método eficiente para reestablecer nuestra contraseña, algo que siempre debemos saber hacer en cada sitio al que nos registremos.

La mayoría de las veces la recuperación se realiza mediante el correo electrónico personal, aunque también es posible añadir un número de teléfono para reestablecer la clave a través de vías más seguras. Todo depende del portal en que estemos y las medidas de seguridad que ofreza, que van cambiando caso a caso.

Por eso, sea cual sea el caso es importante echarle un ojo a las herramientas que cada red social, entidad bancaria o servicio de correo electrónico ofrece para recuperar nuestros datos, en caso que perdamos acceso a nuestras cuentas personales.

 

 

Juan Pablo Oyanedel

Compartir

LG OLED TV

LG NanoCell TV

LG InstaView

LG TWINWash

LG Serie G

Telvisores OLED de LG

Negro absoluto, colores perfectos

VER MÁS

@MundoLG

¡No te pierdas nuestras últimas actualizaciones!