Algunas razones para ver televisión en 3D

Escrito en 2D a 3D el julio 19, 2011

Recientemente, un artículo publicado en el sitio TVPredictions.com, entregaba argumentos por los cuales la televisión en tres dimensiones, aunque tratándose de un producto llamativo, nuevo y que cada vez gana más popularidad, no será tan popular como se espera. De hecho, derechamente hablan de un inminente fracaso de este tipo de plataforma.

Como sabemos que muchos están interesados en este tipo de tecnología y quieren aclarar todas sus dudas, revisaremos los argumentos dados por el sitio web antes mencionado y vamos a rebatirlos, todo gracias a las cualidades que poseen los televisores Cinema 3D de LG:

1. La televisión en 3D interrumpe la visión completa del contenido

En la televisión en 3D, es prácticamente imposible permanecer durante más de un minuto sin fijarse en elementos individuales de la pantalla. De esta manera, resulta muy complicado prestar atención a lo que aparece en la pantalla en su conjunto. Esto cambia con el Cinema 3D, pues el rango de visión de los televisores de LG es mucho mayor, pudiendo abarcar más ángulo de visión sin perder ningún detalle. Quienes se sienten frente al equipo pueden verlo todo, sin problemas, y en 3D.

2. La televisión en 3D provoca malestar físico en el espectador

La comunidad científica estima que hasta el 20% de la población podría sufrir jaquecas, mareos y náuseas como consecuencia de ver televisión en 3D. Esto se debe al efecto “flicker” de los lentes activos, que necesitan estar “pestañeando” constantemente para poder crear el efecto 3D. Como en los Cinema 3D este efecto lo crea principalmente el mismo televisor, los lentes pasivos no pestañean, evitando el dolor posterior de cabeza. Además, son mucho más livianos que los lentes tradicionales.

3. Las gafas 3D resultan demasiado caras

Los lentes tradicionales suelen ser muy caros, pues necesitan de tecnología que, de por si, es algo costosa. Pero con el Cinema 3D, los lentes (al ser del tipo pasivo) alcanzan para todos, son livianos y mucho más baratos.

4. La televisión en 3D no es televisión en alta definición

Cuando los primeros televisores en alta definición salieron al mercado, todos los espectadores querían hacerse con uno de estos dispositivos por su increíble realismo. Con la tecnología del Cinema 3D, no sólo se eliminan las imágenes parpadeantes, sino además se proporciona imágenes más nítidas y claras. Además la resolución del contenido 3D es en alta definición.

5. La televisión en 3D no es fácil de utilizar

El visionado de televisión en 3D presenta varias dificultades. Si el televisor es compartido por varias personas, todas y cada una de ellas necesitan gafas para ver el contenido. Como los anteojos del Cinema 3D son más baratos, muchos pueden disfrutar del televisor, sin importar donde se sienten gracias al amplio ángulo de visión de los equipos.

Si bien aún falta mucho por avanzar en cuanto a la tecnología 3D, claramente esta va aumentando en su popularidad. Y no parece parar en su camino para instalarse en las casas de todos los chilenos.