Una de Lluvia de Hamburguesas: la Experiencia Infinia 3D

Escrito en Bloggers LG el noviembre 29, 2010

Una tarde de buena conversación y películas fue la excusa perfecta para reunirnos con nuestros bloggers LG y vivir la experiencia 3D con el nuevo Infinia LX9500. Después de disfrutar unas deliciosas hamburguesas, nos dispusimos a ver caer las mismas en la pantalla; si, porque la película elegida fue “Lluvia de Hamburguesas“. Para la ocasión se utilizó, además de un Televisor Infinia 3D, un Blu-Ray 3D modelo BX580, el cual cuenta con la capacidad de reproducir películas en tres dimensiones.

Este es el primer post colaborativo; por eso le pedimos a cada blogger que nos dieran sus propias observaciones, comentarios y sobre todo, la experiencia de ver televisión 3D. Estas fueron las respuestas:

Carolina Illino:
Lo que más me sorprendió al ver una película en el Infinia 3D fue que se veía muchísimo mejor que una película en 3D en el cine. Y eso que reconozco no haber ido con las más altas expectativas: entre que no me tincaba nada Lluvia deHamburguesas, no le encontraba mucha gracia al 3D en el cine más que invitar a mi hermano chico que lo encuentra choro, y que siempre he preferido ver películas concentrada en una sala más que en la casa (sin importar lo rica que sea la tele)…

Si bien mareaba un poco leer los subtítulos (al ser todo-todo en 3D, siempre sobresalían al resto de la imagen) quedé súper impresionada al ver que realmente se notaba la diferencia en cada escena, cosa que en el cine ni con Up me pasó. Ojalá salgan pronto más películas (y los amigos de LG nos inviten verlas)!

Guido Cabrera:
La experiencia de ver cine en 3D fuera del cine es impagable, y urge a que existan más contenidos disponibles en el formato, para que así valga la pena la inversión. El hecho de usar lentes y estar sentado en un sofá junto a tus amigos, viendo como las cosas pasan volando más cerca que nunca delante tuyo, hace que ya el concepto tradicional de “ver” una película se transforme un poco en “algo más” que ver una simple película.

Si bien hay cosas a las que acostumbrarse, como el peso de los lentes por más de una hora, o la claridad de los subtítulos cuando están flotando en algunas escenas, son detalles mejorables y que se pueden aguantar sin problemas.

Un hecho notable y que vale la pena destacar es que entre Giuliano y Fran, usan lentes ópticos todo el tiempo, y no tuvieron problema al usar los lentes 3D, al contrario nunca sintieron que la experiencia estuviera vedada para ellos.

Francisca Solar
La experiencia 3D en cine es compleja para mí, pues como uso lentes ópticos, tengo un obstáculo físico de usabilidad, ya que debo usar los lentes 3D sobre mis otros lentes, lo que es muy muy incómodo, o simplemente usarlos sin mis lentes ópticos, lo que en la práctica limita mucho mi buena visibilidad y me mareo a los pocos minutos. Ya he visto varias películas 3D en el cine y para poder verla completa debo poner y sacarme los lentes a cada rato para evitar los mareos.

Ver una película 3D en el Infinia fue gratamente distinto. No sé si es porque la pantalla es más pequeña (comparada con una pantalla de cine) o por la tecnología diferente de los lentes (que se cargan, prenden y apagan) o claramente la tecnología específica de LG, pero la experiencia fue mucho mejor sin duda. Frente a un televisor (al menos yo) aprecio mucho más la imagen nítida en 3D, y no tengo que estar sacándome los lentes a cada rato pues duro mucho más sin marearme. Además, la comodidad de tu casa supera la que te ofrece una sala de cine, donde quizá puedes concentrarte y relajarte más para este tipo de experiencia. Para el cine 2D no cambio la butaca; me encanta el ritual del cine y creo que es una tradición que se debe mantener. Pero para el 3D, ya comparados los dos formatos, me quedo con el televisor, sin pensarlo dos veces.

Cristian Labarca
La única experiencia que tenía anteriormente en 3D era en el cine, porque sólo había probado en demos la nueva tecnología 3D para el hogar. Y en realidad la experiencia fue bien distinta, en primer lugar los lentes son más cómodos, se ajustan que los del cine, y por otro lado la imagen que genera el televisor que probamos produce mucho más brillo y contraste.

Pero lo que me parece más importante es que no se me canso la vista, al contrario de lo que pasa en el cine.

La única experiencia que tenía anteriormente en 3D era en el cine, porque sólo había probado en demos la nueva tecnología 3D para el hogar. Y en realidad la experiencia fue bien distinta, en primer lugar los lentes son más cómodos, se ajustan que los del cine, y por otro lado la imagen que genera el televisor que probamos produce mucho más brillo y contraste.
Pero lo que me parece más importante es que no se me canso la vista, al contrario de lo que pasa en el cine.

Giuliano Pastorelli
La experiencia de la película 3D en la casa es fuera de serie. En un principio tuve el prejuicio de que como la gran revolución del cine es el 3D, los televisores lo harían más como una estrategia de marketing que como una verdadera contribución al entretenimiento. Me equivoqué, tiene una definición de la imagen mucho mejor que la del cine y el 3D es 3D de verdad.

Tal vez lo más raro (sobretodo en mi caso que uso lentes) es tener que usar lentes para ver televisión en tu casa, a pesar de no ser una experiencia muy “natural” estos gadgets son fundamentales para que el efecto se materialice. Eso si, es vital que el contenido se haga disponible.