La ciudad vista como un organismo vivo

Escrito en ciudad el mayo 6, 2011

Hasta cierto punto, una ciudad puede ser comparada con el cuerpo humano: el crecimiento es parte natural de su proceso evolutivo.

Esto es porque la ciudad es un organismo vivo, expansivo y en permanente transformación. Sin embargo, al hablar de crecimiento muchas veces queda en el olvido un concepto muy importante en cualquier organismo vivo: “el crecimiento sano”. Crecer sin asumir los problemas de la congestión y la contaminación, pueden ser desaciertos muchas veces sin vuelta atrás y que traen tristes consecuencias a la calidad de vida de cada uno de sus habitantes.

Santiago, a pesar de ser una ciudad fascinante (lo hemos hablado aquí y aquí), no se escapa de los grandes males de las grandes urbes: tacos, contaminación acústica o atochamientos en el metro, son solo algunos de los males que aquejan a los santiaguinos en su diario vivir.

En este sentido, los barrios más perjudicados son aquellos más densos y con una vertiginosa actividad comercial y ejecutiva, poniendo como principal ejemplo al tradicional “Sanhattan“, aquella zona de la capital que en estos momentos aglutina a los edificios más altos del país y esta a “ad portas” de abrir la primera etapa de uno de los edificios más grandes que se hayan visto en estas latitudes: El Costanera Center y junto a él sus insospechadas consecuencias de impacto vial.

Entender el funcionamiento de este barrio, sus riquezas y problemas fue la tarea que se propuso Federico Sanchez en el siguiente capítulo de “Descubre la Ciudad”, iniciativa que llevó cabo junto a LG y de la cual hemos hablado anteriormente en este blog.

Federico traza una ruta por este emblemático barrio y nos comenta diferentes puntos en su tradicional estilo. Pueden verlo a continuación.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=mVs6g0YahGI[/youtube]