Game of Thrones: Puro cahuín mi rey

Escrito en Cinema3D el junio 17, 2011

No sé cómo será en sus casas, pero acá los domingos parecen zoológico. Vienen todos: mis tíos, mis abuelos, mis primos y hasta el perro de mi tía que se llama Titán pero parece laucha Hobbit. La más estresada siempre es mi vieja porque no le alcanzan las cucharas del postre y porque no se comen toda la ensalada y después hay que botarla y Dios se enoja. Mi viejo se quiebra todo el día porque nadie sabe hacer asado como él (le echa sal a la carne y la mira), mi tata Paolo se despide de la familia porque le queda poco tiempo de vida (tiene doscientos años), y mi primo Feto todo el día grita y se retuerce como mamasán para que dejemos de iluminarle el ojo con punteros láser.

La cosa es que el domingo pasado se hizo tarde y estábamos todos en el living escuchando a mi viejo sobre las técnicas milenarias de clavarle un tenedor a la carne cuando mi tía prendió la tele y ¡ZUÁCATE!, se quedaron todos viendo esta cuestión de Game of Thrones. Mis tías estaban felices porque les encantan las cuestiones con castillos, hechiceros y caballos, e incluso aplaudían de emoción cuando aparecieron un enanito tierno Willow, una princesa rubia toda Rapunzel, y su favorito, el príncipe metrosexual de Shrek.

El problema vino después cuando el enanito tierno Willow se puso a echar pericos, la princesa rubia Rapunzel se comió el corazón de un caballo, y el príncipe metrosexual de Shrek mejor ni les cuento. Como estaban mis primas chicas, mis tías trataban de cambiar el tema mientras mi vieja apretaba los botones del control remoto toda enojada para cambiar la tele pero era el control remoto del equipo. Al mismo tiempo mi tata Paolo reclamaba que no le cambiaran la tele porque quería ver la escena del prostíbulo, y mi primo Feto puro gritaba y se retorcía para que no lo ahorcáramos tirándole la polera porque es muy llorón y no puede estar cinco minutos sin respirar.

Bueno la cosa es que mi vieja nos prohibió a todos ver la famosa Game of Thrones, por lo que ese mismo día con mi primo Jano bajamos todos los capítulos y organizamos una maratón, porque si algo nos ha enseñado la vida es que mi vieja nos prohíbe puras cosas bacanes.

Por si no la cachan, Game of Thrones es una serie de HBO ambientada en el año chorromil A.C. pero todo inventado así que no enseña historia universal como Gladiador, 300 o El Señor de los Anillos. Son varias familias cuicas que viven en sus respectivos castillos con caleta de empleados y se tienen mala entre ellas así que se van en puro cahuineo, pelambres y traiciones, como cualquier familia cuica. Lo que sí hay más sablazos, sangre y tripas que lo normal, y en vez de mandarse mails las familias se mandan mensajes usando unos cuervos negros mensajeros horribles, que obvio que traen malas noticias siempre porque si fueran buenas noticias mandarían los mensajes en un tucán.

Y ahora les voy a contar de las familias, una por una.

Familia 1: Los Starks

El reino principal es el de los Stark, que son los tatarabuelos de Iron Man. El líder de los Starks es el mismo compadre que hacía de Marlboromir en “La Comunidad del Anillo” y que al final cuando moría le decía a Aragorn te amo mi rey porque más vale tarde que nunca (spoiler). Acá está casado con la No Es Joan Allen y tiene varios hijos, incluyendo un péndex todo pálido apestoso, y una cabra chica que no está ni ahí con el rol que le impone la sociedad y quiere ser guerrera porque vio Mulán. También hay otros hijos más grandes, y Marlboromir es muy buen padre y uno le tiene buena. En una parte incluso le corta la cabeza a un empleado traidor delante del péndex porque en esa época no había Internet y dónde más iban a ver cosas asquerosas los cabros chicos. Es tan buen padre Marlboromir que mete a la hija Mulán a clases de esgrima con el Compadre Moncho.

Familia 2: Los Lannisters

La otra familia es la de los Lannisters que se creen los cuernos del casco porque tienen cualquier plata, y porque la comadre Lannister es la esposa del rey No sé cuánto, que es el guatón de Full Monty mucho más prepotente y menos exhibicionista. Los cuñados del rey guatón exhibicionista son el enano Willow y el príncipe metrosexual de Shrek, y apenas llegan de visita donde los Starks que empiezan los dramas. La dura. No es por pelar a los Lannisters loco, pero estos compadres son lo peor. La comadre es más prepotente que nadie y a todos los mira con desprecio peor que doña Florinda. El príncipe metrosexual de Shrek es el más pelmazo de todos (y cochino), y el enano se las jura aunque todos le dicen “presta la estatura Brad Pitt de Taca-Taca“. También está el hermano del rey, los guardaespaldas, etc. Es familia apatotada, como la de Mi Pobre Angelito.

Familia 3: La Platinada y el Pascuense Rockero

Y la tercera familia es mi favorita, porque es la típica historia de amor entre la minoca pelolais que se va con el flaitongo cabeza de virutilla, y se engrupe con la vida parrandera del obrero popular, onda Titanic. Yo les cuento. Resulta que hay dos hermanos que viven en un castillo, y son los dos platinados. El compadre es todo ambicioso y quiere casar a la hermana con unos flaitongos musculosos para puro tener ejército gratis porque es platinado pero no tonto.

Claro que los flaitongos musculosos son REALMENTE brígidos, sobre todo el líder que es un Pascuense Rockero que no habla nada pero tiene el ceño gigante. Es como si el ceño de Gran Torino hubiese tenido un hijo con el ceño de La Roca, y después ese ceño anduviese mal genio. Es tan grande el ceño del compadre, que adentro del ceño tiene viviendo una familia de zarigüeyas y a la grande le puso Cuca.

Para mala suerte del hermanito del año, la Platinada se enamora de verdad del Pascuense con Rímel, y empiezan a formar el reino que me tinca los va a hacer pebre a todos, porque el tontorrón del Rey Guatón Exhibicionista piensa declararles la guerra a los flaitongos, y ahí te quiero ver.

Y qué quieren que les diga, cabros. Estoy ENTERO metido viendo esta cuestión. Al principio no entendía nada y me quedaba dormido tres veces por capítulo, pero después caché que tiene esa misma cosa que tenía la serie The Wire: va metiendo de a poco los personajes, y uno todo aburrido viendo escenas que dos capítulos después se vuelven importantes, y ahí uno dice EJALÉ. Lo otro que tiene en común con The Wire es el compadre que hacía de candidato a alcalde, pero acá es empresario minero y cahuinero oficial del reino, la embarró.

El punto exacto en que enganché brígido con Game of Thrones fue cuando el Pascuense con Rímel se aburrió de las tonteras del cuñado y le hizo el tratamiento capilar más mala onda de la historia, aunque igual le reforzó el cabello de la raíz a las puntas. Los que vieron el capítulo cachan de lo que hablo. Bueno, ahí fue cuando dije “MAESTRA”. Con razón mi vieja la prohibió. Y lo que pasó ahora último, mejor ni decir por si alguien todavía no la ha visto. Bueno, tres palabras no más: OH MY GOD.

Lo he pasado chancho viendo esta cuestión. El Brad Pitt de Taca Taca tiene los mejores diálogos además, y se nota que en esa época los enanos tenían más posibilidades de triunfar en la vida y podían realizarse y no sólo trabajar de ayudante de Santa Clos o sirviendo café adentro de las Vendomáticas. Quiero puro ver qué va a pasar con todos los personajes, y a ver si pasan cosas fantasiosas de una vez por todas como vienen calentando la sopa hace ratito. Por ahora todo bien: Seiscientos millones trescientas mil dieciocho estrellas y un Saint-Exupery Award a todos los PRÍNCIPES de esta serie por ser tan apestosamente pelmazos.

¡GRACIAS LG POR INVITARME A ESCRIBIR ESTA CRÍTICA (MAESTRA)!

Yo sé que puro he hablado del 3D de la tele CINEMA 3D que me prestaron los amigos de LG, pero ahora aprovecho de contarles que no sólo es 3D sino que además tiene la novedosa tecnología del 2D (lo juro). Uno no sólo puede ver tele sino que también le puede conectar pendrives o discos duros directamente y lee todos los formatos, incluyendo el formato “HD no me pude aguantar a que la dieran en HBO y la bajé pero igual pago mi cuenta del cable así que da lo mismo 1080p”. Así que ya saben: LG CINEMA 3D, la tele de los campeones, que los campeones no devolverán nunca. Sorry, LG.

(“Game of Thrones”, todos los domingos a las 21:00 en HBO).