Music Flow P7, el potente parlante portátil de LG

Escrito en Accesorios el febrero 20, 2015

Recibí hace un par de días atrás el nuevo y flamante parlante portátil de LG, el Music Flow P7 (P7 NP7550), para probarlo  y hacer un review. Yo, que soy un mortal común y corriente, decidí analizarlo desde la perspectiva de un usuario normal, entonces, si me dijeran que debo definirlo en una sola palabra, diría: potencia, mucha potencia (y bueno son tres, pero se entiende el punto).

Es que este parlante es sorprendentemente sencillo de usar e increíblemente portátil, pero no por eso se ha escatimado en sus capacidades.

Detalles parlante LG Music Flow p7

Tiene un diseño minimalista; de color gris plomizo, con forma cuasi rectangular (al largo del parlante se describe una pequeña punta al centro, en ambas aristas) dos salidas para el audio en los dos costados, los que están cubiertos por una elegante rejilla metálica.

Por debajo encontramos una goma antideslizante que le otorga a la base el agarre que necesita para cuando lo dejemos en alguna superficie. Finalmente posee dos puertos en el lado derecho, dos salidas,  un puerto auxiliar y un puerto de carga micro USB.

Sobre este sencillo y efectivo diseño, nos encontramos con el botón maestro del parlante: un círculo plateado con el botón de encendido y el de conexión bluetooth, que además regula el audio y pausa la reproducción.

A pesar de que algunos comentan que es similar al modelo H4, cuenta con un tamaño aún más  pequeño, además de que tendrá disponibles carcasas intercambiables que poseen una ligera texturización y en vistosos colores (verde, amarillo, naranja y rojo)  así que  si eres de los que les gustan los diseños flúor en sus dispositivos, este parlante es para ti.

parlante bluetooth lg

Ahora, lo más importante

Lo cargué con su correspondiente cargador, y en un lapso de media hora ya estaba listo para funcionar. La carga completa me tomó poco más de una hora y no tuve ningún problema durante una hora y media (que fue lo que duró la película que estaba viendo, War Horse, regular por lo demás). La batería completa rinde cerca de 9 horas.

No soy ningún experto en sonido, sin embargo, en mi experiencia personal,  quedé gratamente sorprendido por la calidad de sus bajos potentes y que sonaban bastante nítidos, llenando fácilmente el ambiente de una sala de estar en un apartamento. Explosiones definidas y, a pesar de ser un solo parlante, se podían distinguir perfectamente las voces en contraposición de la música y los efectos sonoros.

Para ser portátil, al contrario de los dispositivos ultralivianos, el P7 se siente robusto,  no exageradamente pesado, sino más bien sólido y como una pieza importante dentro de una colección mayor. Al formar parte de la línea Music Flow, este parlante portátil puede ocuparse para crear un efecto de sonido inmersivo sin cables al conectarse a otro P7 gracias a la función dual play, creando una atmosfera única.  O sea,  me imagino que si con uno escuchaba bien, con dos, sin palabras.

parlante lg music flow

Esto me lleva a otro punto: lo fácil de su conectividad. Una de las cosas que suele suceder con la cantidad de gadgets que existen hoy, es lo complicado que resulta para el usuario promedio poder conectarlos. Music Flow nos ahorra todas estas molestias sólo presionando el símbolo de Bluetooth, y buscándolo en nuestro aparato, se sincronizan en cuestión de segundos.

Lo probé con televisores, celulares, notebooks y tablets y funcionó en todos los casos, de forma eficiente y sin problemas. Bastaba con encontrar el dispositivo y en momentos estaba escuchando música.  Mis archivos FLAC se escuchaban estupendos e incluso en streaming, la performance era óptima. Youtube, Spotify, Grooveshark, Mp3 y el trabajo de algunos archivos de audio en suites de edición de sonido (nada avanzado, grabaciones en m4a) sonaban claros y sin ninguna distorsión o pérdida de calidad.

Jamás tuve pérdida de conexión. De hecho, uno de los lugares en donde lo probé, fue dentro de un automóvil y en comparación con el audio del mismo, el P7 daba mucho más que la talla.

Puedo definir mi experiencia con este parlante portátil como mucho más que satisfactoria, ya que era un verdadero placer escuchar desde mi disco favorito, hasta dibujos animados (sí, me gustan los dibujos, ¿a quién no?) y no tuve ningún problema con ningún formato. Los tiempos de carga eran adecuados e incluso se podía ocupar mientras era cargado.

Así que como parlante portátil cumple con creces e incluso me atrevería a decir que para un departamento,  puede ser un sistema de audio preciso y mucho más aún conectado a otros productos de la línea LG Music Flow. Una potencia precisa en un empaque estiloso y de uso simple, porque como dicen, lo bueno viene en frasco chico.