Review LG X Screen

Escrito en Serie X el noviembre 22, 2016

La Serie X de LG no para de sorprendernos. Si ya nos tocó alucinar con la mega batería del X Power, hoy nos toca pellizcarnos con las generosas prestaciones de su hermano, el X Screen.

Se trata de un modelo más asequible que sus familiares de la Serie G, pero no por ello más ordinario. De hecho, el X Screen resalta con un diseño de clase y una característica que, hasta la fecha, era exclusiva del LG V10: la pantalla secundaria.

Entérate de más en nuestra review del LG X Screen.

Diseño

Su diseño es una balance perfecto entre pureza y estilismo que se siente al momento de tenerlo entre nuestras manos. El LG X Screen grita “premium”.

Esto se debe en gran parte a una sobria cubierta trasera de fibra de vidrio, que no solo se siente agradable al tacto, sino que también ofrece resistencia contra la mayoría de golpes. Eso en específico no lo quisimos ni probar, porque el X Screen es un atractivo paquete de 142.6 x 71.8 x 7.1 mm y 120 gramos que inspiró nuestro sentido más sobreprotector. Así de bonito es.

Sus bordes plateados, al igual que el X Power, aloja sus botones físicos: el de prendido/apagado a la derecha (junto a la ranura la memoria expandible y tarjeta SIM), los de volumen a la izquierda, y la conexión para audífonos y micro-USB en el borde inferior.

Tanto su modesto peso como su diseño adaptado a la anatomía de nuestras manos, permiten que el LG X Screen sea un smartphone de fácil manejo incluso para personas con manos pequeñas. Si estás acostumbrado a usar tu celular con una mano, por ejemplo, este modelo será de tu total agrado.

Pantallas

4.93″ es la dimensión exacta de la pantalla principal del X Screen, un tamaño ideal para aquellos que valoran más la portabilidad en un smartphone: suficiente para navegar cómodamente por nuestras apps favoritas y capaz de caber en los bolsillos de los jeans más apretados.

La pantalla HD IPS hace que se le saque partido a cada uno de los pixeles de la pantalla. Tantos en videojuegos coloridos como nuestras series favoritas de Netflix, el X Screen mantuvo una reproducción perfecta de colores. Desde los verdes de nuestros zombies favoritos de Plants Vs. Zombies 2, hasta el rojo fluorescente de la nostálgica Stranger Things.

Pese a los méritos de la pantalla principal, es la secundaria el “super poder” y el gran atractivo del X Screen. Si nos leen habitualmente, ya la conocen; se trata de una pantalla horizontal de 80 x 520 pixeles que se ubica sobre la principal y le añade un plus de utilidad que solo conocíamos en el V10.

Con esta pequeña maravilla, innovación de LG, podemos hacer varias cosas. Una de sus funciones cuando la pantalla principal está prendida, es ofrecer atajos rápidos a nuestras aplicaciones favoritas, como también control de música, acceso al calendario y a contactos frecuentes. Estos atajos también están disponibles cuando abres una aplicación, y en ocasiones es contextual, es decir, se adapta a la app que tienes abierta. Por ejemplo, los controles de la cámara se ubican en esta parte cuando la abrimos para capturar una foto.

Cuando apagamos la principal, la secundaria entonces nos muestra la información esencial que hayamos configurado previamente (notificaciones, el clima, hora, etc.) para así no tener que gastar batería innecesariamente desbloqueando nuevamente el celular.

Algunos dirán que es un agregado innecesario, pero les tenemos una apuesta: úsenlo por algunos días y luego traten de volver a un smartphone normal. Se encontrarán encariñados con esa pequeña pantalla.

Desempeño y cámaras

Con un procesador Quad-core de 1.2 GHz y 2GB de memoria RAM, el X Screen no se queda lejos del desempeño del X Power. Es decir, no suda para las tareas del día a día, ni tampoco para el ocasional juego o película. Su batería de 2300 mAh, nos sirvió para cumplir un día de uso intenso con aún un resto considerable. Esto se logró, sin duda, gracias al ahorro conseguido por su pantalla secundaria.

Sus cámaras también son para destacar: nada menos que 13MP en la principal, y 8MP en la frontal (o de selfies, si prefieren).

La principal, de apertura 2.2, enfocó con rapidez y nitidez lo que capturamos. Incorpora un auto-focus y también un flash LED para cuando el sol se esconde. Les dejamos nuestras muestras:

La de selfies cumple con creces lo que cualquier instragramer desea: capturas nítidas y colores balanceados. Además cuenta con la tecnología Auto Shot, que reconoce rostros y captura fotografías automáticamente.

Conclusiones

El LG X Screen es una prueba más de que la Serie X está para grandes cosas, porque no solo se trata de una característica llamativa, sino de un sólido paquete de características y sensaciones que ofrece cada dispositivo de esta familia.

El X Screen capturó nuestra atención por su pantalla secundaria, pero conquistó nuestra opinión por su estilizado diseño, cómodo tamaño y generosas cámaras.

Dónde comprarlo

Actualmente pueden encontrar este modelo en dos colores, Black y White, y adquirirlo en grandes tiendas.