Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
Una oportunidad para emprender

Una oportunidad para emprender

16-08-2011
En los primeros días de CHW jamás imagine lo que iba a terminar siendo este sitio (y menos Betazeta); estaba en la universidad y no pasaba de ser parte de un grupo de gente cuyo hobbie eran los computadores (más bien armarlos y desarmarlos). Mentiría si dijera que todo era parte de un plan, no

En los primeros días de CHW jamás imagine lo que iba a terminar siendo este sitio (y menos Betazeta); estaba en la universidad y no pasaba de ser parte de un grupo de gente cuyo hobbie eran los computadores (más bien armarlos y desarmarlos). Mentiría si dijera que todo era parte de un plan, no lo fue, hubo mucho de azar, pero también de tomar decisiones, aprovechar oportunidades y aprender de los errores.

A continuación los dejo con algunas recomendaciones para quienes tienen el bichito del emprendimiento. Algunas pueden sonar cursis – y repetidas – pero esto aprendí en mi experiencia en los últimos años.

No todo debe ser nuevo

El concepto detrás de CHW no era nuevo, era un modelo probado y re-probado en Estados Unidos y Europa: revisión de piezas de hardware de alto rendimiento, (Tom’s Hardware Guide, Anandtech). Sin embargo nuestra ventaja fue no tener demasiada competencia en un mercado sumamente emergente y crear una comunidad afiatada que se sentía parte de una comunidad hispana (y no gringa).

Piensa global (y actúa de forma local)

Cuando expandas tu proyecto, piensa en el denominador común que tengas entre varios países y llega a una masa de gente importante. Más que modelar tu negocio en base a que el 30% de la gente en un mercado de 10.000.000 de personas consumirá tu producto, hazlo en base al 2% en un mercado de 300.000.000. El potencial de crecimiento hará de tu empresa mucho más valiosa ante los distintos stakeholders (inversionistas, gobierno, comunidad) y el esfuerzo será prácticamente el mismo.

¡Vende!

A pocos les gusta vender y para la mayoría es muchísimo más entretenido crear o gestionar que salir a vender su producto o servicio. El modelo de startup gringo es sumamente especial y no en particular cercano a un escenario sudamericano. Mientras que en Estados Unidos podrás levantar millones de dólares en capital con solo una idea, en sudamérica probablemente lo que te salvara, será el bootstrapping , tus ventas financiarán tu expansión (aun cuando tengas que vender servicios o productos que no sean de tu total agrado).

Aprovecha las nuevas tecnologías (y sigue tus instintos)

Estando en una industria ligada a la tecnología este último punto parece obvio, sin embargo, no siempre lo es. Varios momentos de inflexión en mi vida profesional en los últimos ocho años han estado ligados a la tecnología que ocupamos como soporte para los distintos proyectos que hemos ejecutado. En mi caso, un negocio editorial, se ha tratado de elecciones de software, en otros casos puede ser de plataformas, y en esto último hay una oportunidad de mil millones de dólares en el negocio de las aplicaciones móviles.

Más allá que LG tenga un fondo de U$1.600.000 para invertir en empresas innovadoras en el desarrollo de aplicaciones móviles y para TV, lo cual ya es una oportunidad sin igual para emprender, el negocio de las aplicaciones es un rubro interesantísimo y con máximo potencial.

Rovio, los creadores de Angry Birds, acaban de levantar 42 millones de dólares, Gameloft, los lideres del rubro de juegos móviles, tienen más de 4.000 empleados y ventas por casi 200 millones de dólares anuales; ninguna esta basada en Estados Unidos.

¿Impactante? Espera.  A fines del 2011, se espera que Android tenga el 40% del mercado global de smartphones, que para el 2014 se espera sea un total de 400 millones de unidades y que para el 2015 sea un negocio más grande que internet de escritorio. ¿Convencido?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente
por Mauricio Andrés Méndez Parada
a emprender
por Pedro Valenzuela
cuando pienso en donde me gustaria trabajar, sin duda seria betazeta. que rico seria sonreir todos los dias cuando llego al trabajo.