Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
LG

El pequeño pueblo que genera 5 veces la energía que necesita

04-08-2016
El compromiso con el medioambiente puede ser muy rentable.

LG

El pueblo de Wildpoldsried en Baviera, Alemania, está dando lecciones en lo que se refiere a energía renovable. La pequeña comunidad ya no sólo es capaz de abastecerse autónomamente de energía limpia, sino además que produce un superávit del 500%, lo que le resulta muy rentable.

Lecheros comprometidos con el planeta

En su mayoría, las 2.600 personas que viven en Wildpoldsried, se dedican a la ganadería lechera, pero sus inquietudes van mucho más allá de la crianza y la ordeña de vacas, pues hace 19 años se propusieron un desafío. Se trataba de intentar transformar toda su generación de energía a métodos renovables, para poder convertirse en una aldea autosuficiente.

Gracias a ello, desde fines de la década de los noventas han invertido en turbinas de viento, paneles solares fotovoltaicos, sistemas hidroeléctricos y biomasa, cumpliendo sus objetivos con creces. Hoy producen 5 veces más de la energía que necesitan. ¿Qué sucede con el resto? Pues la venden y tienen una entrada extra de dinero para la comunidad.

Una iniciativa ciudadana

En el marco de la Energiewende, la revolución energética en que se ha embarcado Alemania, los ganaderos de Wildpoldsried decidieron dejar de quemar diésel para la calefacción. Entonces uno de los pobladores, Wendelin Einsiedler, tomó la iniciativa, construyendo su propio generador de biogás, colocando paneles solares e instalando la primera turbina de viento.

De ahí en adelante, varios vecinos se entusiasmaron y comenzaron a invertir en energía limpia de su propio bolsillo, impulsados por un espíritu de cambio y compromiso con el medioambiente.

5 millones de euros al año para los ganaderos

La energía limpia producida que no es utilizada como autoabastecimiento, los pobladores la suministran a la red eléctrica nacional. En total ya han invertido 40 millones de euros, lo que se traduce en 5 millones de euros de retorno anualmente.

¿Contaminación visual?

Lamentablemente, el proyecto se ha encontrado con una que otra traba. Hay algunos vecinos que han protestado a causa de lo que ellos llaman “contaminación visual” causada por las turbinas eólicas. Pero el pueblo tiene poco turismo campestre, de hecho los turistas que acuden a la zona van, específicamente, a conocer las formas en que  Wildpoldsried produce su energía.

Por otra parte, el gobernador de Baviera acaba de imponer una nueva ley, llamada 10-H, que obliga a que las turbinas estén, a lo menos, a 2 kilómetros de cualquier vivienda, lo que dificulta aún más el proyecto de energías renovables.

Así y todo, los vecinos comprometidos (la gran mayoría), continúan dando a conocer su iniciativa y recibiendo a delegaciones internacionales interesadas en el proyecto.

¿Crees que se podría hacer algo así en Chile?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente