Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
LG

Los edificios “verdes” tienen más beneficios de los que crees

29-11-2016
Desde una temperatura más agradable hasta el alivio para tus pobres oídos.

LG

Sí, lo verde está de moda. En la alimentación, la emisión de gases, el cuidado del medioambiente, etc. Volverse verde en el amplio sentido de la palabra tiene efectos positivos y eso ya lo sabemos. Pero, ¿sabemos concretamente cómo nos podemos beneficiar al tener “edificios verdes”?

Y por edificios verdes no hablamos del departamento de Hulk, sino que de aquellas estructuras que están cubiertas por vegetación. Al respecto, la consultora Arup realizó el informe Cities Alive: Green Building Envelope (Ciudades Vivas: Edificios Cubiertos de Verde, en español), en donde se desmenuzan los beneficios que le entregan a una ciudad este tipo de edificaciones.

Para esto, analizaron los efectos que tendría “cubrir” de verde cinco ciudades: Berlín, Londres, Hong Kong, Melbourne y Los Ángeles. Esto fue lo que descubrieron.

Más fresquito

Determinaron que con esto se pueden combatir las islas de calor, es decir, la acumulación de temperatura debido las “junglas de cemento” o masa de hormigón y otros materiales de ese tipo. Se estima que en las ciudades verdes, se podría reducir hasta en 10°C la temperatura en casos de olas de calor (y de paso se ahorraría más energía usando menos el aire acondicionado).

Menos ruido

En estos mismos materiales como el hormigón o el cemento, el ruido se amplifica debido a un efecto de rebote. Pero al haber más tierra en los edificios verdes, el ruido puede llegar a ser absorbido hasta en un 50%.

edificioverde

Aire más limpio

Es bien conocido que las plantas son capaces de limpiar el aire a través de la captación del CO2 y su posterior transformación en O2. Por lo mismo, la consultora estima que en las ciudades verdes se puede llegar a reducir hasta en un 62% las partículas contaminantes finas y ultrafinas.

Mente sana, vida sana

No todos sus beneficios impactan directamente en el ámbito físico. Los expertos de Arup sostienen que los espacios verdes pueden mejorar la calidad de vida debido al relajo, la estética y el concepto de regeneración que aportan las plantas. Es decir: los edificios verdes nos aportan con sanidad mental.

La lluvia ya no es problema

Las lluvias en Santiago, todos los años, son motivo de meme y risas para quienes viven en lugares como Valdivia (donde de verdad llueve). Pero el problema en la capital con las precipitaciones se debe, en parte, a la gran cantidad de pavimento, hormigón y cemento, que impiden una correcta filtración de los líquidos. Pero en una ciudad verde eso no es un problema, ya que la tierra y la vegetación son una especie de esponja cuando de inundaciones se trata.

Más biodiversidad

El avance de las zonas urbanas, suele ser en desmedro de las áreas rurales. Y es así como muchas veces la fauna de dichos sectores se ve obligada a emigrar a otras partes, debido a que los terrenos que habitaban pierden las características que los hacían vivir ahí. Sin embargo, la consultora asegura que cubrir las ciudades de verde ayudaría a equilibrar los sistemas ecológicos que existen en las zonas urbanas que previamente fueron rurales.

paredverde

¡Agricultura urbana!

Finalmente, otra de las gracias de las ciudades verdes es que permitirían a los edificios tener sus propios jardines o huertas. Además, a través de los cultivos urbanos se restablecería el vínculo entre la tierra y las personas, algo que quienes vivimos en ciudad a veces olvidamos.

¿Crees que deberíamos empezar a hacer más “verdes” nuestros edificios?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente