Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
estudio principal

La ciencia te da algunos tips para estudiar mejor

01-10-2014
Estudiar es como un súper don. No todos tienen esa maravillosa capacidad para concentrarse en algo por horas, sin sucumbir al cansancio, el sueño, el hambre o el peor enemigo de los estudiantes: Internet. Es por eso que te queremos dar una mano para mejorar tus habilidades en tus jornadas de  estudio, porque si eres

wikimedia

Estudiar es como un súper don. No todos tienen esa maravillosa capacidad para concentrarse en algo por horas, sin sucumbir al cansancio, el sueño, el hambre o el peor enemigo de los estudiantes: Internet.

Es por eso que te queremos dar una mano para mejorar tus habilidades en tus jornadas de  estudio, porque si eres igual que nosotros y la procastinación forma parte de tu vida diaria, los consejos siempre se hacen  pocos:

Duerme bien

Parece de perogrullo, y en realidad lo es.  Es un hecho que no descansar lo suficiente  trae consigo una cantidad enormes de problemas y poquísimos beneficios. Solemos estudiar con poca antelación y por eso, grandes cargas de estudio, tratamos de aprenderlas en una sola noche. Pésima idea.

Según  un estudio llevado a cabo por Brigham Young University en 2012  y publicado en The Eastern Economic Journal, cuenta que los alumnos en un rango de edad de entre 16 y 18 años deberían dormir siete horas antes de un examen.

Dentro de la muestra de 1.700 alumnos, se revisaron hábitos de sueño y rendimientos. Se llegó a la conclusión de que, a mayor edad, menos tiempo se dormía. Un grave error pues, también se determinó que el sueño ideal eran las siete horas y en sujetos menores, incluso más.

¿Por qué afecta esto? Sleep Medicine Reviews llevó a cabo otra investigación donde se examina la parte más dañada por la falta de sueño. Finalmente, al parecer la corteza prefrontal era una de las principales afectadas.

Esta zona lleva a cabo las llamadas funciones ejecutivas, responsables de realizar predicciones de resultados o hacer juicios. Entonces es cosa de sumar dos más dos. Si duermo poco, no doy mi mejor performance. Si duermo lo suficiente, rendiré mejor. No había que hacer un estudio para saberlo, pero siempre es bueno tener a la ciencia como aval.

NO Memorices

Memorizar es un acto repetitivo, aburrido, mecánico y sin ningún valor –a no ser que sean los diálogos de tu película favorita- que por alguna razón, en algunos lados aún ocupan.

Sin embargo, no hay nada menos efectivo. Según  la revista Science,  por medio de  una investigación llevada a cabo en 2011, ahora podemos saber que de tres métodos para estudiar comparados (memorizar, dibujar diagramas o esquemas y hacer evaluaciones) autoevaluarse parece ser la más efectiva, llegando a mejorar hasta en un 50% la capacidad de retener los contenidos.

¿Bebidas energéticas?

Se supone que las llamadas bebidas energéticas ayudan a concentrarse.  Está comprobada que su ingrediente principal la fosfatidilserina,  así como la taurina, no ayudan a mejorar tu capacidad de memoria.

Básicamente se trata de una bomba de azúcar y cafeína. Claramente esto te mantendrá despierto, pero el crush que vendrá tras el subidón inicial, puede ser peor que los beneficios.

Así que, como era de esperarse, no existen mayores secretos para estudiar que hacerlo con tiempo, autoevaluando el conocimiento aprendido y, por supuesto, durmiendo las horas correspondientes. Y aunque suena sencillo, no lo es tanto, pero nuestras calificaciones de seguro que lo agradecerán.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente