Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
LG

El “Principio de Mediocridad” o por qué no hemos hecho contacto con extraterrestres

28-06-2016
Parece que no somos tan importantes como creíamos.

LG

Muchos nos preguntamos por qué, en miles de años de historia, el ser humano no ha hecho contacto con ninguna civilización extraterrestre. Existen teorías al respeto, la teoría de los antiguos astronautas, ultra mega citada por History Channel, es una de ellas, pero, perdonen los fanáticos de Alienígenas Ancestrales, no, no lo creemos. En busca de una teoría más científica al respecto, nos encontramos con una particular teoría que, dentro de todo lo que se lee y discute al respecto, debe ser de los postulados más lógicos y coherentes. Su nombre es: “principio de mediocridad”, pero tiene poco de mediocre.

No somos especiales

Lo interesante del postulado, es que se basa en un principio de humildad: no existe nada especial sobre la Tierra, somos un planeta más entre miles de millones. Copérnico mismo lo dijo, la Tierra no es excepcional en el universo, no somos el centro del sistema solar, éste es el centro de la Vía Láctea, y nuestra galaxia tampoco es el centro del universo. Sí, todos nos sentimos importantes, y lo somos, pero debemos entender que somos un diminuto componente de algo muchísimo mayor.

universo

Even Solomonides y Yervant Terzian, de la Universidad Cornell, tomaron estas ideas de Copérnico y desarrollaron una explicación sobre por qué aún no hemos podido contactar con vida extraterrestre. Sucede que la Tierra se encuentra ubicada en uno de los brazos espirales de la Vía Láctea, en otras palabras, vivimos en un extrarradio de la galaxia, algo así como los suburbios del universo, una zona muy poco, hipotéticamente, poblada.

El principio de mediocridad postula que la vida debe ser un fenómeno muy común en el universo, por lo que la raza humana no es nada parecido a un milagro o a algo sorprendente, sino sólo un testimonio de un fenómeno masivo y numeroso.

¿Y las ondas de radio que hemos enviado al universo?

Hay quienes postulan que es posible que las ondas radiales emitidas por la humanidad al espacio, hayan ya llegado a oídos (¡si es que los tienen!) de alguna civilización extraterrestre. Sin embargo, Solomonides y Terzian señalan un ingrediente importante para entender el problema: sólo hemos retransmitido ondas de radio desde hace 80 años. Es decir, si todo fue bien, estas señales ya han recorrido 80 años luz en el espacio, alcanzando 8.531 estrellas y alrededor de 3.555 exoplanetas de características similares a la Tierra.

Pero aquí cabe recordar nuevamente a Copérnico; no somos el centro de nada. La Vía Láctea es monstruosa y no estamos en su centro; el universo es aún más monstruoso e inabarcable. De acuerdo a los académicos, sólo hemos cubierto un 0,125% del área planar estimada de nuestra galaxia a través de las ondas de radio. Es una superficie ridícula y es posible que aún nadie haya reparado en nosotros. Incluso es posible que no nos oigan ni nos vean en mil o dos mil años más.

shutterstock_418532065

Ahora, hay dos puntos más a tratar al respecto. Primero, las ondas de radio se degradan con el tiempo, así que es posible que se extingan antes de ser percibidas por alguien. Y, en segundo lugar, es posible que las civilizaciones extraterrestres inteligentes no coincidan con el tiempo que estamos viviendo, que muchas de ellas ya se hayan extinguido, o bien, que falten muchos años para que nazca otra capaz de hacer contacto con nosotros; cuestiones de temporalidad, coincidencia y, por supuesto, una cuota de suerte.

De acuerdo a los cálculos realizados por Solomonides y Terzian, probablemente no haya más de 210 especies inteligentes en nuestra galaxia que alcanzaron una evolución tecnológica similar o superior a la nuestra. Los académicos creen que todas ellas están a más de 1.600 años luz de distancia.

Las críticas al principio de mediocridad

Pese a todas estas pruebas, hay quienes creen que efectivamente la Tierra y los seres humanos somos especiales y únicos. Guillermo González y Jay Richards, por ejemplo, postulan: “No es que estemos en el centro del universo, pero sí en la mejor ubicación para que florezca vida compleja y para observar lo que está más allá de nosotros”. Entre otras características, destacan la distancia ideal para la vida a la que se encuentra la Tierra respecto al sol, el hecho de que nos encontremos entre planetas grandes que nos protegen de los asteroides o la abundancia del agua, entre otras.

Pero también podríamos preguntarnos, ¿no será que esas características son ideales para el desarrollo de nuestras especies?, ¿no habrá otras, distintas, en algún otro suburbio de la galaxia? Mientras no hagamos contacto con otras civilizaciones, este problema continuará siendo una gran interrogante para la humanidad.

¿Crees que hay civilizaciones extraterrestres allá afuera?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente