Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
Cote2

En qué consiste la nueva normativa europea de protección de datos y cómo nos afecta

21-06-2018
Hace un mes la nueva normativa de protección de datos se hizo obligatoria. Y nos afecta a todos.

Cote2

Somos muchos probablemente quienes han sido invadidos por mails avisándonos de la actualización en las políticas de privacidad de las empresas: Google, Uber, Facebook, Twitter, y la lista podría seguir por muuucho rato. ¿Por qué esta repentina invasión?

Es a causa de la nueva normativa europea de protección de datos, que entró en vigencia el año pasado, pero que se hizo obligatoria hace un mes. Y aunque sea una normativa creada al otro lado del Atlántico, afecta probablemente a gran parte de los seres humanos que pisan la tierra, o, mejor dicho, que navegan por el mundo digital. Acá te contamos todos los detalles de la RGPD (Reglamento General de Protección de Datos), y cómo afecta a los chilenos.

RGPD: Reglamento General de Protección de Datos

La nueva normativa busca proteger la información de los usuarios en la web y entregarles un mayor control sobre esta. Rige solamente para las empresas que tratan datos de ciudadanos que viven en la Unión Europea, sin importar la localidad geográfica de la empresa. Pero no olvidemos que vivimos en la era de la globalización, lo que hace que casi todo el mundo se vea afectado por esta medida.

Si no lo comprendes, te ponemos un ejemplo. Una francesa que se viene a vivir a Chile y se registra en un sitio chileno, tiene que tener los mismos derechos de protección de sus datos que tendría en su propio país. O visto de otra forma, si yo, chilena, me voy de viaje a España y uso Facebook allá, debo tener los mismos derechos que un residente europeo. Esto ocurre porque la normativa no aplica solamente para residentes de la Unión Europea, sino que también de personas que estén geográficamente en ella.

¿Cómo me afecta a mí esta norma?

Primero debemos entender a qué nos referimos por información personal: a cualquiera que esté relacionada con una persona física y que se pueda utilizar para identificarla, como un nombre, foto, correo, redes sociales, dirección IP, etc.

Básicamente lo que debes saber es que, por la misma razón que te explicamos en el subtítulo anterior, muchas empresas van a adoptar la RGPD como un estándar mundial. Facebook por ejemplo ya lo hizo con todos sus usuarios. Es decir, te afecta simplemente por ser un usuario de Internet. Y ¿qué es lo que protege esta normativa?

Protege los siguientes derechos:

  • Transparencia: en cualquier minuto el usuario puede solicitarle a la empresa que le envíe sus datos, preguntarle por qué los tiene y cómo han sido usados. Puede pedirle también que los rectifique si tuvieran algún error. Por el otro lado, la empresa debe informar al usuario —en menos de 72 horas- cuando se produzca una filtración de datos o hackeo.
  • Oposición u olvido: en cualquier momento un ciudadano puede oponerse a que una empresa maneje sus datos, momento en el que esta debe explicitarle cómo se procesa y utiliza su información personal. Además, el usuario debe tener el acceso necesario para modificar o eliminar definitivamente sus datos, de manera fácil y rápida.
  • Consentimiento: la norma pide que los individuos den su consentimiento activo y explícito para compartir su información personal con la organización; no una cosa a medias, medio implícita, en una jerga legal y eterna que nadie nunca entiende ni lee. Esta vez se explica claramente que el silencio, las opciones premarcadas o la inactividad, no constituyen consentimiento, y que este último debe ser inequívoco, claro y distinguible.
  • Portabilidad: las personas no solo tienen derecho a acceder a sus datos, sino también a usarlos en todos los servicios que ellos deseen. Puedo pedirle, por ejemplo, a un centro de salud que copie toda mi ficha médica o que se la envíe a otro prestador. Todo el poder en mis manos.

Si quieres saber en mayor profundidad sobre la nueva normativa, acá puedes leer las 119 páginas de la ley.

¿Y si no cumplen las empresas?

Todo depende de la gravedad, duración y naturaleza de la infracción, pero vulnerar alguno de estos derechos podría costarle a la empresa el 4% de su ingreso anual, o 20 millones de euros (14.500 millones de pesos chilenos).

Todos estos cambios son los que han estado provocando la bataola de correos y notificaciones de las páginas que sigues y en las redes sociales de las que eres parte. Es deber de las empresas informar y actualizar a sus usuarios sobre las nuevas políticas de privacidad. Todavía es incierto cuántas empresas chilenas se verán afectadas por esta normativa, pero está claro que serán muchas y que ya nos estamos viendo afectados, pues vivimos en un mundo muy globalizado.

La buena noticia es todos estos cambios son para nuestro propio bien. Mal que mal podremos tener un mayor control sobre nuestros datos y sobre las decisiones que tomemos.

¿Crees que era necesaria esta nueva normativa?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente