Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
Watson-IBM-206-120

Conoce a Watson: La súpercomputadora de IBM que piensa como un ser humano

24-06-2014
Durante el año 2004, ingenieros de la compañía tecnológica IBM buscaban un nuevo reto en torno al área de las súpercomputadoras y la inteligencia artificial. Así llegaron a la idea de crear Watson; una máquina capaz de contestar preguntas y entender el lenguaje hablado como si fuera un ser humano real de carne y hueso.

Watson-IBM-800x350

Durante el año 2004, ingenieros de la compañía tecnológica IBM buscaban un nuevo reto en torno al área de las súpercomputadoras y la inteligencia artificial. Así llegaron a la idea de crear Watson; una máquina capaz de contestar preguntas y entender el lenguaje hablado como si fuera un ser humano real de carne y hueso.

Comenzaron entonces a desarrollarse las tecnologías necesarias para aquello, teniendo en mente el objetivo de construir una máquina cuyo pensamiento se acercase más al de una persona que al de una computadora. ¿Cómo lograrlo?

Todo va en la forma en que Watson resuelve problemas: cuando recibe una problemática, la computadora analiza millones de artículos escritos en lenguaje natural, como publicaciones en línea, entradas de Wikipedia e incluso mensajes de Twitter. Luego se genera una hipótesis y varias respuestas que se clasifican según el nivel de confianza que tiene Watson sobre ellas, otorgándose un porcentaje de exactitud a cada una. En dicho sentido, la computadora razona de forma similar a un cerebro humano.

Finalmente Watson entrega la respuesta que más probabilidades tiene de ser correcta y aunque esté en lo erróneo, la computadora tiene la capacidad de aprender de sus errores, alimentándose de sus experiencias para no volver a caer con la misma piedra en el futuro y construir respuestas nuevas a interrogantes similares.

Watson compite contra los humanos

En febrero del año 2010, cuando el proyecto ya estaba en sus etapas finales, los ingenieros de IBM decidieron poner a prueba su creación haciéndola competir contra seres humanos en un programa de concursos norteamericano (Jeopardy), donde muchas veces era necesario responder preguntas basándose en pistas ambiguas. Watson ganó el reto contra los dos participantes más exitosos en la historia del programa, demostrando su capacidad para entender el lenguaje humano incluso en sus formas más ambiguas, así como para procesar grandes bases de datos y encontrar la respuesta correcta en un lapso de segundos.

Esto marcó un antes y un después en el ámbito de la inteligencia artificial, demostrando que una máquina podía razonar en forma similar al ser humano a un nivel nunca antes visto, superando la hazaña conseguida el año 1997 por la computadora de IBM Deep Blue que derrotó al campeón mundial de ajedrez Garry Kasparov.

Las aplicaciones modernas de Watson

El éxito fue tal que IBM decidió darle larga vida al proyecto, intentando aprovechar de mejor forma las habilidades de la máquina para entender preguntas realizadas en lenguaje natural y responderlas correctamente.

Así han surgido muchas aplicaciones prácticas para Watson, destacando su inclusión en el área de la medicina para ayudar a los doctores para realizar mejores y más acertados diagnósticos de un paciente, ya realizándose las primeras pruebas en algunas clínicas y centros para el tratamiento del cáncer en Estados Unidos.

Por otro lado, la súpercomputadora también es útil en el área de las finanzas a la hora de tomar decisiones importantes de movimiento bursátil, sirviendo como consejero para leer tendencias en forma veloz que permitan inversiones inteligentes. Citigroup ha sido una de las primeras empresas interesadas en contar con la asesoría financiera de Watson, con resultados que aún están por verse.

Finalmente, IBM planea comercializar Watson a grandes compañías que tengan el poder económico para adquirir una súpercomputadora capaz de ejecutar el software que realiza la magia, licenciando la tecnología y masificándola con consecuencias que aún son un misterio especialmente para la industria de las finanzas y la medicina, marcando la entrada oficial de la inteligencia artificial al mercado de consumidores generales.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente