Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Científicos descubren bacterias que devoran plásticos

23-03-2016
Y nadie sabe cómo evolucionaron para hacerlo.

A mediados de marzo, la revista Science publicó un estudio que dejó a toda la comunidad científica en shock: la existencia de bacterias que son capaces de comer plástico. Las implicancias de este hallazgo no sólo contribuirían a mermar la cantidad de basura no biodegradable que día a día producimos, si no también ponen un signo de interrogación sobre la evolución de estos microorganismos, ¿cómo es que fueron capaces de evolucionar para comer plástico?

El PET y un impresionante descubrimiento

El PET (Tereftalato de polietileno) es uno de los plásticos más abundantes en el mundo y también uno de los grandes contribuyentes a que la basura no biodegradable se esté acumulando en nuestros basurales, playas, campos y carreteras. Pero un equipo de la Universidad de Kyoto tuvo la suerte de encontrar, escondida entre botellas de plástico en una planta de reciclaje, una bacteria que se alimenta de PET. Gracias a este impresionante hallazgo, los científicos han podido cultivar, estudiar y medir a estos organismos y sus asombrosas capacidades.

El nombre de la bacteria es Ideonella sakaiensis y cuenta con un grupo de enzimas que nunca antes habían sido vistas en la naturaleza, las que son capaces de digerir el PET. Gracias a su labor, el plástico es convertido por una de sus enzimas en un producto llamado mono(2-hidroxietil) tereftalato, o MHET. Luego, la bacteria vuelve a digerir este compuesto por segunda vez, a través de otra de sus enzimas, y así lo convierte en su alimento. Y si efectivamente hay un organismo en la tierra que es capaz de comer botellas de plástico, ¡hay que multiplicarlos!

La buena noticia es que estas bacterias son capaces de crecer muy rápidamente y casi en cualquier medio, aunque se toman su tiempo para comer: tardan seis semanas en degradar completamente una capa de PET, a una temperatura de 30 grados.

Una bacteria que evolucionó para… ¿comer plástico?

Resulta extraña para la ciencia la existencia de un organismo que se alimenta de plástico, ¿cómo es posible que esto llegase a pasar si el PET tiene apenas 75 años y los procesos evolutivos tardan millones de años? La ciencia tenía conocimiento sobre algunos hongos y bacterias que eran capaces de degradar el PET, pero no eran muy eficientes y están muy poco estudiados, lo de Ideonella sakaiensis es algo absolutamente revolucionario en términos evolutivos.

La clave con respecto a estas bacterias está en su juego de enzimas; no existe nada igual documentado por la ciencia en el mundo entero. Este misterio se ha transformado en un desafío para los científicos que ya se están rompiendo sus cabezas pensando en cómo puede haber sucedido algo semejante.

Sea como sea, la existencia de esta bacteria con su bendito juego de enzimas podría solucionarnos parte importante de los graves problemas de contaminación por los que pasa nuestro planeta. Otra manera en que la ciencia y la tecnología contribuyen diariamente a hacer de este mundo un lugar mejor.

¿Crees que estos pequeños organismos podrían ayudarnos a reducir nuestra basura?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente