Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
chaleco

Chaleco para no oyentes les permite “sentir” las palabras

18-01-2017
Este chaleco podría ayudar a los no oyentes a interpretar ondas de sonido.

chaleco

Los humanos, como la mayoría de los seres vivos, nacemos con cinco sentidos, que a lo largo de nuestra vida, son indispensables para nuestro correcto desarrollo y supervivencia. Pero, ¿qué pasa cuando uno de esos sentidos falla o lo perdemos?

Es una difícil situación que viven millones de personas en todo el mundo, ya sea por genética, accidentes o el deterioro normal de la edad. Es por eso que todo descubrimiento o avance tecnológico, abre nuevas esperanzas de una recuperación.

Una muestra de ello es una nueva prenda de vestir llamada VEST, creada por David Eagleman, un neurocientífico que trabaja en pro de devolver la audición a miles de personas a través del tacto, creando una experiencia sensorial que capta los sonidos del entorno.

VEST, que según su traducción significa chaleco, es una prenda de vestir que no posee mangas y tiene conectados una serie de sensores o nodos en la espalda. Al vibrar, estos trasmiten información que es capturada por las personas sordas de nacimiento o que perdieron la audición, a través del sentido del tacto. Sí, es un poco complicado de entender pero tiene una justificación lógica muy interesante.

El VEST en acción

Para comprender mejor su funcionamiento, debemos entender que no se trata de un chaleco común y corriente, sino que está acondicionado con una serie de dispositivos que ayudan a la experiencia.

El chaleco se compone de pequeños motores que vibran al escuchar un sonido, que puede ser captado por el micrófono de un smartphone o tablet. Éste es procesado por un micro controlador que, de una u otra forma, va traduciendo las vibraciones generadas y las envía al chaleco vía bluetooth, generando ciertas sensaciones en la persona que lo lleva puesto.

En otras palabras, el chaleco convierte las frases escuchadas en vibraciones, las que pueden ser descifradas tal como ocurre con la escritura braille. Esto se debe a que nuestra audición funciona de forma similar, pues el cerebro es capaz de interpretar estas vibraciones a través de las células del oído que las convierten en disparos eléctricos.

VEST-1

 

De esta forma, el Dr. Eagleman ha logrado que personas sordas de nacimiento o que perdieron la audición a lo largo de su vida, sean capaces de “sentir” y a su vez traducir el habla. Un ejemplo de ello es Jonathan, un hombre no oyente de 37 años, que aprendió a procesar la información luego de sólo cuatro días usando el VEST. Esto quedó demostrado cuando Jonathan logró escribir en una pizarra lo que su entrenador le estaba diciendo.

Vest, orígenes y alcances

El camino no ha sido fácil, han sido años de investigación y desarrollo en el campo de la audición y la neurociencia para llegar al diseño final de la prenda. Esto, gracias a que en 2015 David Eagleman, líder del proyecto, consiguió 288 patrocinadores a través de Kickstarter. Con lo recaudado, fue posible materializar la iniciativa y entrar al proceso de pruebas y adaptación, que es donde se encuentra actualmente. Según Eagleman, con VEST su objetivo es llegar a todas esas personas que necesitan una solución y no pueden costear una operación de implante coclear la que les devolvería la audición. Es por eso que este especial chaleco costará 40 veces menos que dicha intervención.

Para el creador de VEST, esto es sólo un punto de partida, ya que ve en su invento todo el potencial para desempeñarse en otras labores. Por ejemplo, la capacidad sensitiva y su constante entrenamiento de interpretación, permitiría a los soldados saber dónde están sus aliados en terreno de guerra o a los pilotos recibir información sobre la ruta de vuelo, todo a través de vibraciones y su correcta interpretación, transformando así completamente la manera que tenemos de percibir la realidad.

Si quieres conocer más a fondo el proyecto, revisa la charla TED de su creador:

¿Crees que ésta podría ser una buena solución para las personas no oyentes?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente