Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
¡Celular al agua!

¡Celular al agua!

30-01-2012
Foto: Mycricket.com A quién no le ha pasado. Si nos pusiéramos a recopilar anécdotas con nuestros amigos de cómo hemos dañado y/o asesinado a nuestros teléfonos móviles, la causa más frecuente sería: con agua. Fijo. He presenciado tantos momentos de pérdida en cámara lenta…Uf. Terribles momentos. La mayoría cómicos, sí, pero trágicos al final. Perder

Foto: Mycricket.com

A quién no le ha pasado. Si nos pusiéramos a recopilar anécdotas con nuestros amigos de cómo hemos dañado y/o asesinado a nuestros teléfonos móviles, la causa más frecuente sería: con agua. Fijo. He presenciado tantos momentos de pérdida en cámara lenta…Uf. Terribles momentos. La mayoría cómicos, sí, pero trágicos al final. Perder tu celular, a estas alturas de la vida globalizada, es como perder a tu mascota. O a tu hijo, para los más obsesos.

Foto: Aluratek.com

Agua. Hay muchas formas de aniquilar –o dejar agonizando- a un celular con agua. Las muertes por inmersión son las más comunes. ¿Quién nos manda a lavar los platos con el teléfono contra el hombro? Que se resbale y caiga entre la esponja y la espuma es casi esperable, y sin importar qué tan pocos segundos estuvo bajo el chorro de agua, no habrá secador de pelo que lo salve. Bueno, algunos se salvan, pero son los menos.

Si estás de vacaciones, me entenderás: los celulares que pasan a mejor vida por esa intempestiva ola de agua salada mientras paseas por la playa, va a pasos agigantados de convertirse en un clásico. Tan clásico como tener el celular en el bolsillo trasero del pantalón cuando vas al baño, otro gran error. Apenas te los bajes, el aparato se deslizará rápidamente desde la tela al excusado y sólo escucharás un “¡glup!” junto a unas cuantas gotas salpicadas. Para eso sí que no hay equipo de reanimación. He sido testigo de dos tensos momentos así, uno de ellos en el baño de la universidad hace varios años. El teléfono de una amiga no sólo cayó a lo más profundo del WC apenas se sacó los jeans, sino además se perdió en el abismo de la cañería después de que ella tirara la cadena. Jamás se percató de que el celular se había resbalado hasta que se puso los pantalones de vuelta. Era uno de esos pequeños clamshell. Silencioso cayó, silencioso se fue.

Foto: blog.beliefnet.com

Los vasos o botellas de agua/bebida/cerveza/vino/etcétera merecen mención aparte. Ya no hay almuerzo u comida donde todos o casi todos los comensales pongan rápidamente sus smartphones sobre la mesa. Estamos siempre atentos al último mail o al último tweet. Así, los accidentes están a la orden del día: desde el mozo que no le achuntó bien a la copa –fui testigo de eso en un restaurant francés, donde el garzón literalmente ahogó el celular de mi jefe- hasta la usual torpeza de cualquiera de nosotros, donde en un leve movimiento no calculado puedes derramar tu vaso sobre el mantel y siempre, siempre el líquido encontrará la forma de llegar hasta algún inocente teléfono cercano. Si por algo Murphy es famoso, digo yo.

¿Y por qué estoy recordando esos bochornosos casos de celulares mojados? Porque en CES presentaron una linda novedad: Waterblock, un sistema de recubrimiento muy delgado que promete impermeabilizar tu aparato por fuera, pero que también vela por los circuitos internos en caso de posibles averías a causa de algún líquido. Ya se ha probado en teléfonos Android y el sistema ha salido airoso aún completamente bajo el agua. Tres hurras por esta tecnología que, apenas alguna compañía la compre y adopte, salvará de un infarto a quienes crean perder información y contactos valiosos desde sus teléfonos goteantes, pero yendo un poco más allá, creo que es hora de que este tipo de seguridad esté incluida en todos los smartphones, sin excepción. Ya debería ser una cualidad básica, ¿No? ¿Qué piensan?

Cuéntenme, y de paso compartan más anécdotas de celulares agónicos, con agua o sin ella, porque seguro deben saber miles. Es bueno partir un lunes muerto de la risa 😉

Revisa el video de demostración AQUI

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente