Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
plasma-LG-Blog-640x300

Ya es oficial: LG abandonará la tecnología plasma en pantallas

18-11-2014
Ya es oficial: las pantallas OLED y LCD serán la parte primordial de la estrategia de LG en materia de televisores, por encima de los monitores de plasma. Durante una reciente conferencia de prensa para anunciar el lanzamiento de los televisores OLED 4K de la marca, el presidente de la división de Home Entertainment de
Foto: solarsunwerx.com.au

Foto: solarsunwerx.com.au

Ya es oficial: las pantallas OLED y LCD serán la parte primordial de la estrategia de LG en materia de televisores, por encima de los monitores de plasma.

Durante una reciente conferencia de prensa para anunciar el lanzamiento de los televisores OLED 4K de la marca, el presidente de la división de Home Entertainment de LG, Ha Hyun-hwoi, aprovechó la oportunidad para discutir el estado de las diferentes tecnologías líderes de pantallas. Ha siente que la demanda de los consumidores sigue siendo muy baja en el mercado de consumo para que se centren en la nueva tecnología de visualización en pantallas OLED, pero señaló que si los consumidores deciden que el televisor OLED es lo mejor, ese será el camino que tome la compañía.

El fin de un negocio

Además, en una entrevista con Reuters, el vocero de LG, Ken Hong, se refirió al tema, explicando que “Queríamos mantenerlo en marcha, siempre que pudimos (…) No importó lo mucho que tratáramos de mantenerlo en marcha, simplemente (los plasma) ya no son un negocio“.

Sus declaraciones cobran mayor sentido al considerar la visión de los analistas, quienes plantean, como Reuters señala,  que las pantallas de plasma son técnicamente incapaces de ponerse al día con los avances en las resoluciones de pantalla, y además consumen más energía y generan más calor que los LCD.

Con este movimiento de LG, prácticamente no habrá muchos lugares en el mundo para conseguir una TV de plasma de buena calidad.

Todo sobre:

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente