Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
LG

Proyecto “Reanima” busca regenerar tejido cerebral después de la muerte

14-07-2016
Un polémico proyecto busca "reanimar" el cerebro humano.

LG

Bajo la premisa de que hay animales que tienen la capacidad de regenerar a nivel celular, de tejido y de órgano, un grupo de científicos cree que el cerebro humano también podría hacerlo luego de su muerte.

¿A lo Wolverine?

Al más puro estilo de los X-Men, como Wolverine que tiene la capacidad de regenerar tejido y células de su cuerpo, lo que lo hace inmortal e incapaz de envejecer, la empresa estadounidense de biotecnología Bioquark obtuvo, hace muy poco, un permiso para tratar de revivir parte del cerebro de pacientes que han sido declarados clínicamente muertos.

Por temas de costos y legislación se trasladaron a la India, lugar donde llevarán a cabo el experimento con 20 pacientes que no registren actividad cerebral alguna, pero que aún estén conectados a máquinas de soporte vital y que no sean donantes de órganos (debido a barreras religiosas y condición médica).

El nombre del programa o estudio médico es Proyecto Reanima y su investigación se basa en el poder de las células madres. Sus investigadores postulan que las células madres del cerebro serían capaces de borrar su historia y empezar a vivir nuevamente sustentándose en el tejido que tienen a su alrededor.

Captura de pantalla 2016-07-06 a las 5.39.44 p.m.

Esto a partir de la observación de la regeneración de tejido y extremidades de algunos animales como la salamandra, o la cola de las lagartijas, entre otras. Teniendo esto como punto de partida, utilizarán distintas terapias para intentar revivir partes del cerebro humano clínicamente muerto, combinando instrumentos de la medicina regenerativa con otros usados normalmente en la estimulación del sistema nervioso central.

“No es que vayan a saltar y salir corriendo, pero si tenemos éxito estarán técnicamente vivos” dice Iro Pastor, director de Reanima. El tratamiento consiste en inyectar células madres en la médula espinal cada dos semanas, además de un cóctel de péptidos (uniones de aminoácidos) todos los días y estimulación neuronal con láser y tratar, por ahora, de regenerar partes del cerebro, no volverlo completamente a la vida.

¿Es ético?

El mismo Pastor asegura que “los problemas éticos no tienen cabida”, y se resguardan contando con el permiso de las instituciones y de los familiares del paciente.

Otros se plantean que en caso de que el proyecto resultara, si se pudiera revertir completamente la muerte cerebral por medio de la regeneración (lo cual está a años luz, pues el propósito del proyecto es solo tratar de hacerlo con partes del cerebro, no en su totalidad) ¿esa persona volvería sin recuerdos, sin memoria?

Este proyecto se dio a conocer hace algunas semanas y se espera que los primero resultados estén en un par de meses. Esperemos y veamos qué tan poderoso es el cerebro humano y si nuestra capacidad regenerativa podría llevarnos algún día a ser una especie de X-Men.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente