Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
LG

Obi: El robot que ayuda a las personas que no pueden alimentarse solas

04-10-2016
Un noble invento que devuelve la autonomía a las personas.

LG

Cada día se inventan robots con las utilidades más diversas: robots que escriben, que imprimen bicicletas o que se enfrentan en combates. Pero cuando un original mecanismo es creado para ir en ayuda de alguien que realmente lo necesita y sobrevivir con dignidad, todo cobra más sentido.

Obi es el invento que permite a quienes se encuentran en situación de discapacidad, recuperar algún grado de autonomía al permitirles comer por sí solos.

Transformando la vida de las personas

El objetivo de Obi es transformar la vida de quienes dependen de un cuidador. Día a día, miles de personas que sufren de enfermedades como esclerosis múltiple, esclerosis lateral amiotrófica, Parkinson u otras condiciones que deterioren el control motor más fino, dependen de alguien que les dé en la boca cada comida: su desayuno, su almuerzo y su cena. Obi permite que estas personas tengan las autonomía necesaria para decidir cuándo comer y realizarlo por si solas, mediante un mecanismo muy sencillo.

imgcrop

¿Cómo funciona?

Obi es un brazo robótico que se asemeja a un elegante aparato de cocina. El robot se está desarrollando desde el año 2006 y, su modelo final, cuenta con más de 15 mil horas de trabajo.

Su interfaz es muy sencilla y cuenta únicamente con dos botones. El primero de ellos sirve para que el usuario seleccione el tipo de comida que va a comer y, el segundo, para que la cuchara recoja el alimento y se lo dé en la boca.

Obi-prototype-with-interior-wiring

Lo genial, es que Obi se adecua a cada persona, pues es posible modificar su funcionamiento en función de las necesidades de cada usuario. Las capacidades motoras de cada persona en situación de discapacidad varían, hay quién podrá utilizar un dedo, la lengua o sólo pestañear. Entonces, en función de esta habilidad, Obi se transforma para que su acceso y utilización sea el adecuado.

La historia tras Obi

Jon Decar es el creador de Obi y su historia resulta inspiradora. Decar se graduó de la escuela de ingeniería de la Universidad de Dayton y, al ver a su abuelo postrado, decidió comenzar a crear un robot que pudiese ayudarlo.

“No hay una gran cantidad de robots útiles que las personas puedan utilizar, actualmente, de forma regular para satisfacer una necesidad diaria que verdaderamente afecte a su vida de una manera significativa”, señala Decar.

Para quienes estén interesados, éste es el sitio oficial de Obi. Viene con dos cucharas, un mantel, una bandeja de cuatro platos y un cable para cargarlo.

El uso de la robótica para enriquecer las vidas de los que han perdido autonomía, resulta una causa noble y por la que vale la pena jugársela.

¿Qué otros robots útiles conoces?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente