Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
cofundador-microsoft-bill-gates

El nuevo objetivo de Bill Gates: reinventar el inodoro

02-03-2018
Un tercio del mundo no tiene acceso a baños limpios y seguros. Bill Gates y su esposa quieren cambiar esto.

cofundador-microsoft-bill-gates

Es cosa de escuchar el nombre de Bill Gates y se nos vienen a la mente pantallas azules, el irritable clip animado de Word y este sonido (si tienen al menos 20 años). En otras palabras: Windows. Gracias a este exitoso software, Gates llegó al Olimpo de los “dioses” de la tecnología.

Aunque Bill Gates es y será el padre de Windows, lo cierto es que hoy se encuentra ocupado en otras labores, que algo de tecnología tienen que ver pero con fines 100% humanitarios. Hablamos de la Fundación Bill y Melinda Gates, la organización caritativa más grande del mundo y que ha invertido varios miles de millones de dólares en proyectos e iniciativas enfocadas en problemas de salud urgentes, sobre todo, en países en desarrollo. Es decir, tuberculosis, sida, malaria, hambruna, entre otras afecciones.

Hoy en día, mucha de la atención de los Gates se halla en su desafío por reinventar el wáter o inodoro. Un llamado que lanzó la fundación en 2011 y que hoy ya cuenta con grandes avances.

gatestoilet2_wide-21a8cd05672850e72e3395684fb474a42eb74f3c-s1600-c85

Inodoros para todos

Suena algo tonto ¿por qué reinventar el inodoro? Este pequeño invento, masificado hace no más de 100 años,  se deshace de unas de las potenciales fuentes de enfermedad que nos habían perseguido durante buena parte de nuestra historia (¿se acuerdan del cólera?). El problema es que requiere de grandes cantidades de agua que en muchos lugares imposibilita su instalación, especialmente en India y África. De hecho, se estima que cerca del 33% de la población mundial no tiene acceso a baños limpios y seguros.

Al lanzar su desafío por un nuevo inodoro, Gates comentó en 2011: “Queremos reinventar el inodoro para que no necesite agua entrante o saliente, solo un proceso químico, de modo que incluso las ciudades indias que nunca gastarán miles de millones de dólares puedan tener un inodoro tan bueno como el occidental”.

Los requerimientos eran claros: además de no necesitar de agua externa, las propuestas tampoco debían utilizar fuentes eléctricas externas y debían tener un costo de uso aproximado de 5 centavos por día.

Varias universidades e institutos postularon ideas que fueron apoyadas con un buen billete. El Instituto de Tecnología de California, por ejemplo, desarrolló un inodoro con paneles solares que alimentan un sistema eléctrico capaz de convertir los desechos en hidrógeno. Otro, de investigadores de la Universidad de Toronto, utiliza luz ultra violeta para tratarlos y uno del Reino Unido transforma los desechos en “carbón biológico” que se puede usar como fertilizante o fuente de combustible.

Actualmente, uno de los proyectos más avanzados es desarrollado por la Universidad de Duke, y ya está siendo testeado en terreno en India y próximamente en Sudáfrica. Es un sistema que utiliza los desechos sólidos como fuente de energía para un sistema de desinfección que limpia el agua para ser nuevamente usada:

Otro que está siendo probado en terreno, es un inodoro desarrollado por la Universidad de Cranfield. Se trata de un producto desarrollado para hogares con un sistema similar al anterior, pero sin utilizar agua. Los líquidos se limpian mediante un sistema de calefacción y membranas, y termina en un compartimento para ser usado en labores como limpieza o riego.

Aunque algunos lo extrañen al mando de Windows, el bueno de Bill parece haberlo dejado atrás y, como vemos, por buenas razones.

¿Cómo crees que será recordado Bill Gates en las próximas décadas?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente