Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
Cote1

¿Moscas robot? Ya existen y podrían tener importantes funciones

23-05-2018
Podrían ser bienvenidas aliadas en la lucha contra el calentamiento global.

Cote1

Cada día se hace más común escuchar un zumbido sobre nuestras cabezas, y encontrar en el cielo un dron efectuando todo tipo de tareas. Se trata de una de las tecnologías de la última década que más impacto ha tenido. Y no se engañen, los drones, aunque tienen un controvertido rol en operaciones militares, pueden realizar todo tipo de tareas beneficiosas que antiguamente nos habrían costado un ojo de la cara hacer. Hablamos de monitorear cultivo y ganado, búsqueda de personas en terrenos de difícil acceso, control de incendio, deforestación y más.

Un impacto similar podrían tener una versión micro de estos grandes titanes del aire ¿se imaginan pequeñas moscas robóticas pululando sobre nuestras cabezas? ¿qué tareas podrían efectuar? y quizá más importante ¿es posible su fabricación?

Un pequeño paso para una mosca, un gran paso para la robótica

Investigadores de la Universidad de Washington acaban de realizar un importante avance en microrobótica. Un grupo de ingenieros logró crear una pequeña mosca robótica, a la que llamaron RoboFly, que no pesa más que un mondadientes.

El gran desafío para un proyecto de este tipo es encontrar componentes y tecnologías que sean aptas para un cuerpo tan ligero. Piensa, por ejemplo, en tu celular. Su sola batería ya debe pesar unas 100 veces lo que debería pesar una mosca robot. ¿Qué fuente de energía y qué tipo de procesador podría tener una cosa tan pequeña?

La RoboFly se eleva gracias a un movimiento de aleteo, tal como una mosca real. La energía para hacerlo lo obtiene de un circuito a bordo, que transforma un rayo láser a energía. Es decir, los científicos apuntan un láser al insecto robótico y así este no tiene que almacenar energía, sino simplemente convertirla y usarla. Una vez que la comunicación con el láser se corta, la RoboFly desciende.

El cerebro del robot es un microcontrolador. “Actúa como un cerebro de mosca real, diciéndole a los músculos cuando comenzar a trabajar. En el caso de la RoboFly, le dice a las alas cuando aletear y cuando no”, dice uno de los investigadores.

Por ahora, el pequeño insectívoro de ciencia ficción solo puede realizar las funciones de despegue y aterrizaje, pero los científicos quieren añadirle más autonomía. Una batería o alimentación mediante señales de radiofrecuencia son algunas de las opciones, dependiendo del rol que deban cumplir las RoboFlys del futuro.

¿Qué exactamente serían capaces de hacer? Uno de los investigadores describe lo que se imagina a las RoboFlys haciendo: “Realmente me gustaría hacer uno que encuentre fugas de metano“, dice. “Podrías comprar una maleta llena de ellos, abrirla y volarían alrededor de tu edificio en busca de columnas de gas que salgan por la tubería. Si estos robots pueden facilitar la búsqueda de fugas, es mucho más probable que sean arregladas, lo que reducirá las emisiones de gases de efecto invernadero. Esto está inspirado en las moscas reales, que son muy buenas para volar buscando cosas malolientes”.

Básicamente (y literalmente), las RoboFlys del futuro harán el trabajo sucio por nosotros, así dando también una mano en la lucha contra el calentamiento global.

¿Qué otros usos podrían tener estos pequeños robots?

Todo sobre:

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente