Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

La “nube” existe y ni te imaginas dónde se encuentra

02-03-2016
Internet es un lugar físico, y se ubica entre trigales y granjas bovinas.

Tenemos la idea de que todo lo que hay en la red es abstracto. O sea, los videos de Lady Gaga son reales, también tus fotos de Instagram y cada mail que envías al día, pero esa información vuela etéreamente en un espacio indefinido llamado la nube y sólo se hace tangible en los límites de la pantalla de tu computador o de tu smartphone… ¿O no?, ¿concretamente dónde se guarda esa información? Sabemos que cada bit de información que produces es capaz de viajar distancias interoceánicas a través de cables submarinos de fibra óptica pero ¿dónde se almacena esa información?, ¿llega a su destino y se pierde en la nada? Y la pregunta que más nos intriga: ¿Es Internet algo concreto? Pues la verdad es que sí, se asemeja bastante a una fábrica del siglo pasado y nadie se imagina dónde se encuentra.

En anónimos campos de cultivo y en el límite con el Polo Norte existen enormes edificios que almacenan todo lo que existe guardado en la Red. Estas moles de nuestra era llevan el nombre de data centers y, la gran mayoría de las veces, pasan inadvertidas en el paisaje.

Internet entre trigales

En el estado de Washington, Estados Unidos, existe un poblado agrícola que no tiene más que 7 mil habitantes y que históricamente se ha dedicado al cultivo de porotos y papas. Sin embargo y para la sorpresa del mundo y de sus habitantes, se trata de una de las más importantes capitales de Internet en el mundo, no al modo de Silicon Valley, por supuesto. Allí, compañías como Yahoo!, Dell y Microsoft almacenan gran parte de la información contenida en la nube, en enormes edificios del porte de canchas de fútbol, los data centers.

Fuente: BBD

Y Quincy no es la única, hay decenas de ellas repartidas en Estados Unidos y en Europa, tanto en pueblos fantasmas como en medio de grandes centros urbanos, como la fantástica instalación Telehouse West, en Londres o el edificio de la New York Telephone Company, en Manhattan. Los criterios de selección de localidades son bastante claros para las grandes compañías: disponibilidad de suelo, incentivos fiscales, acceso a infraestructuras que ofrezcan grandes cantidades de energía a bajo precio y, ojalá, un clima seco y frío.

De no-lugares fantasmales a escenarios publicitarios

Sucede que estas enormes cajas en que se sitúan los data centers son invisibles para la mayoría del público. Si bien están ahí a la vista de todos, no tienen ningún carácter arquitectónico ni rótulo que las identifique con alguna compañía en particular, son anónimas a causa de las estrictas medidas de seguridad que mantienen.

Pero hay un par de excepciones. En un antiguo bunker nuclear de Estocolmo descansa Pionen, que opera desde el año 2008. Se trata de un proveedor de Internet Bahnhof que en el año 2010 albergó algunos de los mejores secretos de Wikileaks. Al asunto es que este data center es un verdadero escenario: contiene cuevas, cascadas, vegetación exuberante, salas de reunión suspendidas en el espacio y motores de submarinos alemanes a modo de decoración.

Fuente: Pingdom

De manera muy cautelosa, algunas compañías han comenzado a abrir estos espacios a la luz pública, como el caso de Google en 2011. La compañía mostró el data center de Maiden, en Carolina del Norte, gracias a las espectaculares y coloridas fotos de Connie Zhu. Google hizo de su data center un verdadero espectáculo y las fotografías acabaron siendo un símbolo de su grandeza y una excelente publicidad. Hoy es posible incluso visitarlo de forma virtual mediante Street View.

Así, poco a poco la existencia de estas grandes moles que forman parte vital de nuestras vidas, comienza a hacerse más visible a los ojos del común de la gente. De cajas sin rotulación ni marca asentadas en pueblos fantasmales, se han ido convirtiendo en iconos del poder de Internet en el territorio, concretizando aquello que, hoy por hoy, consideramos lo más etéreo en nuestras vidas, la nube.

¿Sabías de la existencia de estos data centers?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente