Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
LG

“Imprimen” corazones en un chip por primera vez

27-10-2016
Entre otras cosas, se trata de una excelente noticia para los animales de laboratorio.

LG

Muchas veces leemos noticias que nos dejan con la sensación de “bueno, y ahora ¿qué?”. Como cuando descubrieron la existencia de ondas gravitacionales o cuando se anunció que comer carnes rojas podría atraer consecuencias cancerígenas (porque no íbamos a dejar de comerlas, a no ser que fuéramos vegetarianos). Y puede ser que algo similar les pase cuando sepan que por primera vez se lograron “imprimir” corazones en un chip a través de la tecnología 3D, pero ojo, que es incluso más importante de lo que suena.

Porque después de todo, la impresión de órganos en chips ya se viene desarrollando hace un tiempo e incluso tiene nombre: sistemas microfisiológicos. Pero ahora se logró hacer algo nunca antes visto, que vendría siendo la creación de un dispositivo microfisiológico cardíaco. Es decir, como lo que ya se estaba haciendo, pero ahora con un corazón, que es un órgano mucho más complejo.

Desde Harvard a los laboratorios

Así se dio a conocer la semana pasada, luego que un grupo de la Universidad de Harvard publicara en la revista de ciencia Nature la investigación que han desarrollado. Básicamente se trata de un dispositivo que podrá probar la eficacia de otros tejidos sintéticos.

¿Qué significa eso? Bueno, este dispositivo microfisiológico tendrá la capacidad de medir desde la fuerza de los tejidos y músculos, hasta la forma en la que reaccionan frente a distintas drogas. En otras palabras: se podrán hacer pruebas en materiales sintéticos, pero con el comportamiento de un organismo que tenga un corazón de “verdad”.

Para lograrlo, los investigadores tuvieron que crear seis tipos diferentes de tintas de impresión 3D, que fueran capaces de integrar sensores al interior de los tejidos impresos. Y para hacerse una idea, la Facultad de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de la Universidad de Harvard publicó un video en YouTube en donde se puede ver cómo es este famoso chip.

Animales, ¡sonrían!

Si bien estas son buenas noticias para la ciencia en general, quienes deben estar saltando en una pata (o más, dependiendo de cuántas tengan), son los animales de laboratorio. Esto, ya que durante décadas han sido ellos quienes han visto utilizados sus corazones, literalmente, para los distintos avances en la biomedicina.

Pero si ya podemos replicar este órgano en un chip a través de la impresión 3D, significa que cada vez irá reduciéndose el uso de los pequeños peludos en los laboratorios. De hecho, en la misma publicación científica se encargaron de hacer alusión a esta consecuencia positiva y la calificaron como una “alternativa prometedora” para acabar con estas prácticas en animales.

¿Qué otros beneficios se pueden extraer de esta tecnología?

Todo sobre:

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente