Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
LG

¡Histórico! Avión solar logra dar la vuelta al mundo

28-07-2016
La nave Solar Impulse II lo logró luego de 505 días.

LGLGLG

El desafío era dar la vuelta al mundo, el tiempo límite alrededor de 3 meses, era la apuesta en el clásico de la literatura La vuelta al mundo en 80 días del genio Julio Verne, una hazaña que los notables personajes, con un inesperado final, lograron alcanzar.

Claro que era en época de barcos y trenes, porque hoy su protagonista, Phileas Fogg, podría hacer lo mismo en solo algunos días si se subiera a un avión. Entonces, ¿qué gracia tiene que recientemente se haya logrado lo mismo en 505 días?

Se trata de un hito muy importante en nuestros días. Es la primera vuelta al mundo en un avión alimentado completamente de energía solar, sin ni una gota de combustible. Día y noche, por su propia cuenta.

Un largo viaje bajo el sol

El Solar Impulse II despegó el 9 de marzo 2015 en la ciudad de Abu Dhabi y fue tripulado por Bertrand Piccard y André Borschberg. Luego de 40.000 kilómetros de viaje y 505 días, logró regresar al mismo lugar con una maniobra de aterrizaje que duró más de tres horas.

Créditos: Solar Impulse

¿Cómo logró impulsarse durante las noches? La energía solar acumulada durante el día fue almacenada en una batería que permitiera volar durante las horas que no hubiera luz. Así logró recorrer el planeta a una velocidad de entre 45 y 55 kilómetros por hora, hasta una altura de 8.500 metros. La nave podría haber surcado los aires durante esos 505 días seguidos, sin embargo se realizaron 17 paradas, exclusivamente por necesidades humanas, entre ellas Estados Unidos, España, India, Myanmar, China y Japón.

A diferencia de la historia de Verne, el objetivo de la iniciativa no era el tiempo récord, sino demostrar la capacidad de las energías limpias y su potencial. De hecho, después de atravesar el Pacífico desde Japón hacia EE.UU., el avión sufrió fuertes averías en las baterías, lo que los obligó a estar casi 300 días en Hawái antes de seguir la trayectoria.

Una ola de calor en Arabia Saudí también fue responsable de una “retraso”, ya que a mayor temperatura, más potencia necesitaba este avión para volar, por lo que los más de 45°C de la zona tuvieron que pasar para reanudar el viaje.

Quizás tardó un poco en llegar Fogg, pero el Solar Impulse II le demostró al mundo algo diferente a la eficiencia y la velocidad esta vez: el futuro puede ser de las energías limpias si nos esforzamos.

¿Crees que en el futuro veremos aviones comerciales solares?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente