Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
LG

Cómo drones están combatiendo la deforestación

17-07-2017
Los bosques son vitales para revertir las consecuencias del cambio climático.

LG

En LG Blog te hemos contado en otras ocasiones sobre la importancia de los bosques en nuestro ecosistema, y el papel que juegan al combatir las consecuencias del cambio climático. Los bosques son grandes productores de lluvias, porque la transpiración de los árboles juega un rol crucial al devolver el agua de la tierra a la atmósfera. Esta agua se transforma en nubes que luego precipitan y son transportadas por los vientos a diversas latitudes.

José Graziano da Silva, director general de la FAO, señala: “los bosques desempeñan un papel fundamental en la lucha contra la pobreza rural, la seguridad alimentaria y el sustento de las personas. Además, entregan servicios ambientales vitales, como aire y agua limpios, la conservación de la biodiversidad y la lucha contra el cambio climático”.

Sin embargo, sabemos que existen vastas zonas en el mundo que hoy sufren de una grave deforestación. Nuestro planeta es el hogar de 3 billones de árboles, pero 15 mil millones de ellos se pierden anualmente por diversas causas. 9 mil de ellos se reponen por la acción humana, pero ello no basta para reemplazar la cuota de pérdida, que es mayor. La deforestación y la degradación forestal son la causa del 17% de la emisiones de carbono en el mundo, es decir, la segunda más importante después del factor energético.

La tecnología de los drones podría ser de gran ayuda. En otras ocasiones te hemos contado cómo estas máquinas voladoras captan imágenes increíbles de nuestro planeta o han realizado labores solidarias. Hoy te queremos contar sobre la iniciativa de BioCarbon Engineering, una empresa que está utilizando drones para reforestar suelos en donde aún es posible la vida.

Una semilla por segundo

El proyecto contempla varias etapas, desde la localización del sitio de siembra, hasta el monitoreo del crecimiento de los árboles. En primer lugar, los drones escanean la zona, buscando lugares propensos para la siembra, donde las semillas podrán germinar. Lo interesante de que esto sea realizado con drones, en que alcanzan zonas en donde otros vehículos no llegarían.

Luego, comienza la siembra que, gracias a la innovadora tecnología de estos drones, es capaz de plantar una semilla por segundo, es decir, 100 mil árboles al día. Esto resulta 10 veces más veloz que un tradicional plantado a mano y tiene el 20% de su costo. Lauren Fletcher, CEO de la empresa, agrega que trabajando con 60 de estos equipos, podrían plantarse 1 billón de árboles al año.

Por último, los drones monitorean el crecimiento de los árboles en el tiempo, y realizan ajustes y re plantado de ser necesario.

Esta tecnología ya ha sido probada en Australia, en un pueblo que alguna vez se dedicó a la minería del carbón, llamado Dungog. La deforestación de la zona era patente, a causa de las consecuencias del trabajo humano. Gracias a los drones de BioCarbon Engineering, la zona podrá ser rehabilitada con árboles en poco tiempo.

El desarrollo de tecnologías como ésta, con visión de futuro, demuestran que aún estamos a tiempo para revertir en parte el daño que le hemos hecho a nuestro planeta.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente