Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
Destacado-toti

Cuando un Optimus 3D llega a casa

25-06-2012
 Tengo un LG Optimus 3D gracias a ustedes, queridos lectores del Blog Mundo LG. No sé qué tan contentos los deje esa noticia, ni qué tanto les importe, pero déjenme contarles qué se siente tener un celu como éste. Lo primero que sentí fue susto. Le comenté al buen Alvaro ‘Gatudo’ Castillo, el compañero con el

 Tengo un LG Optimus 3D gracias a ustedes, queridos lectores del Blog Mundo LG. No sé qué tan contentos los deje esa noticia, ni qué tanto les importe, pero déjenme contarles qué se siente tener un celu como éste.

Lo primero que sentí fue susto. Le comenté al buen Alvaro ‘Gatudo’ Castillo, el compañero con el que viví la Experiencia Lollapalooza a lo LG lo atemorizada que estaba por salir con semejante móvil a la calle. Él me dijo que me calmara, que todo estaría bien, que era solo cosa de tener cuidado… Pero una se psicosea igual. No porque el teléfono sea vistoso, poco portable o tenga vida propia, sino por lo descuidada y olvidadiza que puedo llegar a ser.

Desde chica se me quedaron los trabajos del colegio en la casa o el perro se comía mi tarea. Se me olvidan los cumpleaños, las caras y hasta los paraguas en el metro en los días de lluvia, sin contar la infinidad de veces cuando llevo mi mochila abierta. Así, un desastre total como yo con un telefono así era para temer, ¿no?

Ya llevo un tiempo con él… y en la seguridad de la casa nos volvimos locos.

Mi hermano chico por ejemplo, impresionado por el 3D, pasó un buen rato haciendo expediciones por la casa a través de lo que podía ver por el teléfono. Si bien no era muy distinto a lo que podía ver con sus propios ojos, la comparación y ese viaje tan simple a los 13 años puede ser toda una sorpresa. Para qué decirles cómo salta y disfruta con los juegos en 3D, por eso suelo twittear fotos del ‘Kichy’ en mis redes sociales. Y para eso el Optimus anda muy bien, ya que bastan un par de toques para subir contenidos gracias a lo estupendo que anda Android en él. ¡Compartes contenido casi al instante!

Punto aparte merece la cámara del LG Optimus 3D probada a través de mi última gran obsesión: Instagr.am. No es que sea una purista de la fotografía ni mucho menos (tampoco es la gracia a estas alturas ¿cierto?), pero experimentar con filtros y contrastes en mi nuevo teléfono ha sido entretenidísimo.

A mi mamá le daba un poco de susto tanta tecnología en algo tan chico y hasta le dolió un poco la cabeza explorándolo. Le expliqué que el propio teléfono te advierte que es probable que eso ocurra luego de mucho rato frente a él. No está de más el consejo 😉

Ahora, además de ver tele, tomar y conversar, tenemos un nuevo pasatiempo: Conectar por HDMI al nuevo integrante de la familia y jugar partidas de Angry Birds en grande. Vuelan las plumas, literalmente, y nos reímos un montón.

Es cuático cómo la tecnología puede llegar a revolucionar un hogar. Desde las primeras radios en los años 20 o los televisores en los 60, la posibilidad de comunicarse, entretenerse, compartir y abrirse al mundo gracias a ella, aún guarda espacios donde seguirnos sorprendiendo… ¡Y de qué manera!

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente