Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Así es Airlander 10, la aeronave más grande del mundo

14-03-2016
Y podría ser la solución en el caso de grandes catástrofes.

¿Quién pensaría que la aviación del futuro sería a bordo de algo parecido a un zeppelin y no de un avión ultrasónico? Pues así es, se trata de una nueva generación de vehículos aéreos silenciosos y energéticamente eficientes, mezcla de avión, helicóptero y zeppelin. Esta maravilla tecnológica fue gestada en el ejército de los Estados Unidos, pero el proyecto fue retomado por la empresa Hybrid Air Vehicles, en Inglaterra.

El Airlander 10

El Airlander 10 es la aeronave más grande del mundo: 92 metros de longitud y 43,5 de ancho, algo así como 8 autobuses. Su capacidad de vuelo es tal, que es capaz de mantenerse en el aire durante cinco días sin la necesidad de aterrizar.

Entre sus ventajas, la nave no necesita de tren de aterrizaje, ya que es capaz de llegar a tierra de manera vertical en casi cualquier superficie, incluida el agua, lo que lo convierte en una fundamental herramienta en los momentos de ir en ayuda de las víctimas de una catástrofe.

Su flotación depende casi exclusivamente del helio, un gas no inflamable que ejerce presión sobre las paredes de su estructura de Vectran, un polímero. Gracias a estas características, el Airlander 10 puede alcanzar una altura de 6.100 metros y transportar 10 toneladas, aunque se espera que sus nuevas versiones, más desarrolladas, sean capaces de cargar con 50 toneladas.

Otra de las características de la aeronave es que es muy silenciosa, pese a que cuenta con cuatro motores diésel de 350 caballos de fuerza cada uno. Gracias a ellos, la eficiencia de combustible de la nave ha podido mejorar en un 75%.  Sin embargo y pese a estas capacidades energéticas, la nave sólo puede alcanzar una velocidad de 148 Km/h, lejos de los 900 Km/h que son capaces de alcanzar algunos aviones.

Una nave de vigilancia, transporte y rescate

Como la velocidad que el Airlander 10 alcanza no es particularmente alta, se cree que sus usos serán principalmente militares, de vigilancia, carga o de rescate. Sin embargo, también se piensa que podría ser útil para fines turísticos, sobretodo si se considera a un público que está dispuesto a pagar por nuevas experiencias. Tal como apunta Chris Daniels, el director de comunicaciones del proyecto, “Hay mucho interés en relación al turismo de lujo, safaris y vuelos de placer. Será una experiencia maravillosa, con ventanas en el piso y en las paredes, para que los viajeros pueden observar lo que pasa alrededor de ellos”.

En los próximos días, el Ailander 10 hará su vuelo inaugural sobre los cielos de Londres. Quizá, poco a poco, comenzaremos a ver como estos gigantescos cascarones surcan las nubes de todo el planeta.

¿Qué lugar te gustaría conocer a bordo del Airlander 10?

Todo sobre:

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente