Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
Cote1

4 compañías que quieren llevarte al espacio (literalmente)

18-04-2018
Desde una estadía en un hotel espacial a vuelos suborbitales.

Cote1

2001: A Space Odyssey, la obra maestra de Kubrick, contenía más de una idea de ficción que, luego de algunas décadas, se convertiría en realidad. Ya por esos años, en 1968, la película ilustraba el concepto de turismo espacial con un hotel de lujo que orbitaba el planeta. Varias décadas después, nos encontramos con que la futurística noción se está consolidando más y más, con incluso varios competidores luchando por un lugar en el rubro.

¿Quienes han sido turistas espaciales? ¿cuánto cuesta y quiénes lo ofrecen? A continuación te contamos.

Turismo espacial: el lujo de lujos

Ni un jet privado se compara a la exclusividad que significa dejar la Tierra por gustos recreacionales. Y ojo, que no se trata solo de un tema económico. Factibilidad técnica y salud son algunos factores que pueden dejar a un potencial turista espacial firme en el suelo.

Son tan pocos los turistas espaciales, que se pueden contar con los dedos: El primero fue Dennis Tito, ingeniero estadounidense, en 2001 y el último Guy Laliberté, co-fundador de Cirque du Soleil, en 2009. El destino de todos fue la Estación Espacial Internacional, donde se “hospedaron” entre 8 a 15 días. La mayoría de ellos también desempeñó labores científicas durante su período en el espacio.

Han habido también otros intentos más recientes. En 2015 se habría sumado otro turista espacial a la lista, pero finalmente declinó participar.

Las opciones

Aunque ir al espacio no dejará de ser un lujo (al menos este siglo), varias empresas han comenzado una carrera por ofrecer la experiencia de forma regular y a un precio no tan astronómicamente alto.

Orion Span, una compañía estadounidense, anunció recientemente un plan para construir un hotel que orbitará la Tierra y que ofrecerá en 2022 habitaciones para 4 huéspedes. La experiencia, sacada directamente de 2001: A Space Odyssey, incluye cultivar alimentos dentro de las instalaciones, hacer experimentos y disfrutar de la gravedad 0. ¿El precio? 9,5 millones de dólares, “apenas” un tercio de lo que pagaron previos turistas espaciales.

Una experiencia más “al grano” ofrece Blue Origin, compañía del magnate de Amazon Jeff Bezos. En este caso, se trata de un viaje hasta el limite espacio-Tierra a 100 kilómetros de altura. Su cápsula suborbital tripulable ya cuenta con lanzamientos de prueba exitosos y se espera que en algunos años ya cuente con sus primeros usuarios.

SpaceX, del multimillonario Elon Musk, también ha manifestado sus intenciones de llevar turistas a la Luna. Se supone que los dos tripulantes, cuyos nombres se desconocen, ya habrían pagado. El viaje ocurriría este mismo año, pero la compañía ha aplazado el viaje indefinidamente, mientras trabajan en su nuevo cohete.

Virgin Galactic, por otro lado, ofrecerá algo un poco más “terrestre”. La compañía ofrecerá vuelos suborbitales en aviones supersónicos que, sin embargo, también permitirán realizar experimentos científicos y en gravedad cero. La lista de reservas partió ya en 2008, con costos de $200.000 dólares por ticket para los 100 primeros valientes. Hace poco más de una semana, la compañía publicó grabaciones de su primer vuelo experimental exitoso:

Aunque siga siendo un lujo de pocos, el turismo espacial es una señal más de los avances que ha hecho la humanidad por establecerse más allá del suelo bajo nuestros pies. También recordemos que muchas de la tecnologías que hacen esta actividad comercial posible, serán también vitales para llegar a la gran meta humana de este siglo: Marte.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente