Esto me pasa con los Nobel de Literatura: nunca...