Qué tanto, a ver: Lo que más me ha...