Acérquense y siéntense junto al fuego que el abuelo...