Ya, cabros. Se nos va el año y es...