La idea es atractiva. Por supuesto, ¿quién no querría...