Seguro más de alguna vez han escuchado la frase...