Un panel solar bifacial fue el gran triunfador.