Por Daniel Villalobos Los corsés para tratar el mal...